Unidad Popular plantea una reforma "total" de la Constitución

Manolo Alonso, Javier Laso y José Sarrión (Foto: Cinthya Duarte)

Desde la Agrupación salmantina han avanzado que dentro de su programa se pretenden "blindar" los derechos sociales de los ciudadanos "olvidados por el resto de partidos políticos".

Hoy cumple 37 años la Constitución española. Es por eso que Unidad Popular Salamanca ha planteado una "revisión total" de la Constitución que avance en la "democratización del país" y acabe con el "la precariedad permanente, el desempleo, los recortes de derechos de los ciudadanos, la sanidad, la educación".

 

El candidato a las Cortes por Salamanca, Javier Laso, ha detallado en profundidad la apuesta de  Izquierda Unida-Unidad Popular por abrir un "proceso constituyente para blindar los derechos sociales". Considera que ha llegado el momento de abordar una "revisión total" de la Constitución para avanzar de manera real ya que confiesa "nuestro partido ha estado siempre 20 años por delante del modelo español".

 

Por su parte, José Sarrión ha insistido en que el futuro proceso constituyente que plantea IU nada tiene que ver con "reformas parciales", además de alertar "ante el espejismo constitucional al que nos quieren empujar algunos partidos como el PP, que dicen que hay que cambiar todo pero apuestan por una reforma parcial sin contar con la voz ciudadana".

 

También en relación directa con el 15M, Laso ha dicho "queremos referéndums vinculantes y obligatorios en determinadas situaciones , los revocatorios de los cargos públicos o más democracia interna en los partidos".

 

La nueva Carta Magna articularía también la propuesta de IU de trabajo garantizado, el que un ciudadano pueda reclamar su derecho al trabajo en un juzgado si no lo encuentra en el mercado y el blindaje de las garantías sociales . 

 

Han avanzado que la sociedad tiene "madurez suficiente para poder pensar sobre su futuro sin la tutela de los políticos", tanto es así que el poder judicial dejaría de estar controlado por los partidos y los propios ciudadanos podrían proponer sus leyes, que después se someterían a voto por parte del resto de ciudadanos.