Unicef nombra a Santa Marta "Ciudad Amiga de la Infancia"

Once municipios de Castilla y León cuentan con este reconocimiento.

Ávila, León, Ponferrada y Santa Marta de Tormes (Salamanca) han recibido por primera vez el reconocimiento de Ciudad Amiga de la Infancia (CAI). En total, desde el inicio del programa hace 12 años, ya son 11 municipios de Castilla y León y 119 a nivel nacional, los que cuentan con este sello, que debe ser renovado cada cuatro años. En esta ocasión, además de los 56 nuevos reconocimientos a municipios de toda España, se ha resuelto renovar los concedidos en ediciones anteriores a 30 localidades, entre ellas Palencia, San Cristóbal de Segovia y Villamayor de Armuña.

 

El jurado, formado por UNICEF Comité Español, el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, la Federación Española de Municipios y Provincias y el Instituto Universitario de Necesidades y Derechos de la Infancia y la Adolescencia, ha hecho público hoy su fallo sobre este sello que reconoce el trabajo de los ayuntamientos por los derechos de los niños.

 

El programa Ciudades Amigas de la Infancia pretende impulsar y promover la aplicación de la Convención sobre los Derechos del Niño en el ámbito local y fomentar el trabajo en red entre los distintos municipios que forman parte de la iniciativa. El objetivo es que administraciones y gobiernos desarrollen e implementen estrategias para el bienestar de los niños defendiendo sus derechos, fomentando su participación y haciendo de las ciudades entornos más habitables, especialmente para los más jóvenes.

 

Además de los municipios que han recibido el Sello de Reconocimiento de Ciudad Amiga de la Infancia, el jurado también ha otorgado 36 distinciones del VII Certamen de Buenas Prácticas, un concurso en el que se premian proyectos o actuaciones ejemplares a favor de la infancia y la adolescencia, llevadas a cabo por gobiernos locales y otras entidades públicas y privadas.

 

Los reconocimientos CAI y de Buenas Prácticas se conceden cada dos años tras un proceso de seguimiento a los municipios e instituciones que se presentan al programa. Así, durante el pasado mes de septiembre, una comisión técnica visitó las distintas localidades para evaluar si, efectivamente, sus líneas de actuación en relación a la infancia y la adolescencia se ajustaban a los requisitos exigidos.

 

Entre las condiciones para llegar a ser Ciudad Amiga de la Infancia se encuentra el fomento de la participación infantil en los espacios reservados para ello, apoyar la creación de planes de infancia municipales, impulsar políticas en beneficio de los niños o promover el trabajo en red entre los miembros de la iniciativa.

 

El Sello de Reconocimiento CAI y las distinciones de Buenas Prácticas se entregarán en un acto que tendrá lugar el 7 de noviembre en Guadalajara, Ciudad Amiga de la Infancia desde la pasada edición de los reconocimientos en 2012.