Unicaja insiste en que el proceso de integración con Caja España-Duero "no se ha visto interrumpido"

Obtiene 106,5 millones de euros de beneficios en el año 2011

Unicaja ha celebrado este sábado su asamblea general ordinaria, durante la cual han destacado que los análisis de simulación realizados por la entidad con la metodología e hipótesis utilizadas en los informes publicados sobre las necesidades de capital de la banca española, realizados por las firmas Oliver Wyman y Roland Berger, reflejan que Unicaja no necesitaría recapitalizaciones externas "ni siquiera en los supuestos más exigentes de evolución de la economía española y de nuestro sistema financiero".

Incluso, el proyecto de integración con Caja España-Duero tampoco necesitaría recapitalizaciones adicionales a las ya contempladas y aprobadas en el plan de negocio conjunto de ambas entidades, han informado durante la asamblea, que se ha celebrado en Málaga y en la que se ha aprobado, por unanimidad, las cuentas anuales de la caja correspondientes a 2011, que arrojan un beneficio neto de 106,5 millones de euros.

Estos informes realizados por las firmas Oliver Wyman y Roland Berger, que fueron presentados este pasado jueves, se refieren a las necesidades globales de capitalización del conjunto del sistema financiero español, sin que en los mismos se evalúen las posibles necesidades individuales de capital para cada entidad, con la única excepción de una referencia genérica, y en solo uno de los dos informes, a un conjunto determinado de entidades, han especificado desde Unicaja en un comunicado.

Con respecto a la situación económica y financiera de la entidad, han destacado que los niveles de morosidad y cobertura de Unicaja Banco "siguen siendo mejores que los del conjunto de las entidades financieras españolas". En concreto, la entidad registró al cierre del primer trimestre del año un índice de morosidad del crédito al sector privado del 5,4 por ciento --8,4 por ciento para el conjunto de las entidades españolas-- y un nivel de cobertura del 78 por ciento, frente al 55 por ciento de cobertura del sector.

En cuanto a los niveles de solvencia, la entidad mantiene unos niveles superiores a los mínimos exigidos, han subrayado, destacando que el coeficiente de solvencia del Grupo Unicaja se situó en el período indicado en el 14,1 por ciento --mínimo legal del ocho por ciento-- y el coeficiente de capital principal en el 12,4 por ciento --mínimo legal del 10 por ciento--.

En definitiva, han apostillado, Unicaja, "en coherencia con su trayectoria, mantiene unos niveles de capitalización y solvencia que se sitúan entre los más elevados del sistema financiero español".

BENEFICIOS
La asamblea ordinaria, que supone la segunda de la caja de ahorros tras la segregación de la actividad financiera en Unicaja Banco, ha dado el visto bueno a las cuentas anuales de la caja correspondientes a 2011, las cuales arrojan un beneficio neto de 106,5 millones de euros, y al presupuesto de la Obra Social para 2012.

Éste, cuya cuantía es de 39 millones de euros, permite el mantenimiento de 166 centros y la realización de más de 3.250 actividades anuales, con un alcance de 2,6 millones de beneficiarios directos y 300 municipios donde realiza algún proyecto. El impacto en el Producto Interior Bruto (PIB) nacional de la Obra Social de la entidad es próximo a los 80 millones de euros, lo que supone una creación en torno a 1.800 empleos directos e indirectos.

La asamblea ha puesto en valor la cifra aprobada del presupuesto de la Obra Social de Unicaja, "obra social privada de referencia en Andalucía, que supone el mantenimiento de su función tradicional, lo que cobra mayor relevancia en el entorno adverso de la economía", han precisado. Igualmente, ha destacado el "esfuerzo" realizado por Unicaja Banco en relación con el cumplimiento de los requisitos de capital y solvencia necesarios para la actividad financiera.

La Obra Social de la entidad continúa su actividad en sus diversas áreas de actuación, priorizando el área social y asistencial para "atender las demandas actuales en una situación de crisis económica como la que vive la sociedad".

GRUPOS DE CAJAS NO NACIONALIZADOS
Por otro lado, el presidente de Unicaja, Braulio Medel, ha puesto de manifiesto durante su intervención en la asamblea la posición del Grupo Unicaja como uno de los cinco grupos de cajas españolas no nacionalizados existentes en la actualidad, dentro del análisis realizado del contexto económico y de la reestructuración que registra el sector financiero y, particularmente, las cajas de ahorros.

Medel ha señalado que, "en el ejercicio en curso, en el difícil entorno macroeconómico y sectorial, la entidad financiera ha mantenido sus principales líneas de actuación, orientadas a la conservación de su posición de referencia en el sistema financiero, tanto en lo que se concierne a la solvencia y la calidad de los activos como en lo relativo a la rentabilidad y la capacidad de generación de recursos". Además, ha añadido, la entidad "ha centrado esfuerzos en su adaptación a los nuevos requerimientos normativos de provisiones financieras".

PROCESO DE INTEGRACIÓN
Los avances en el proceso de integración con Caja España-Duero ha sido otro de los puntos a tratar en la asamblea, que ha tenido lugar en la sede de la entidad en Málaga, a las puertas de la cual se han concentrado más de un centenar de delegados sindicales para protestar contra el "incumplimiento" del acuerdo laboral de Unicaja y para exigir que se establezca una nueva mesa laboral.

Según han trasladado este sábado las organizaciones sindicales Csica, CCOO y Secar a los periodistas, "existen alternativas de ahorros de coste estructurales que ayudarían a reducir de forma cuantiosa y permanente los gastos de personal mediante la puesta en marcha de un plan de prejubilaciones, como han hecho el resto de entidades del sector". En este sentido, han indicado que, si no se abren negociaciones, "seguiremos presionando para ello".

Por su parte, la entidad ha explicado que, dentro de los trabajos de integración de las dos entidades figura la negociación de un acuerdo laboral para la regulación de las condiciones de las respectivas plantillas. Al respecto, ha reseñado que "la negociación laboral no se ha visto interrumpida en ningún momento".

"Unicaja Banco ha respetado escrupulosamente el último acuerdo laboral firmado en la entidad, en mayo de 2011 con motivo del traspaso de la plantilla de Unicaja hacia Unicaja Banco", ha expresado.

En línea con lo previsto en dicho acuerdo, ha continuado, está abierto un proceso de negociación con los sindicatos de un acuerdo laboral de integración para el conjunto de las dos entidades, "bajo la premisa de la viabilidad económica del proyecto de la entidad resultante". "La entidad financiera reitera su disposición a la negociación y al diálogo, en el contexto apuntado", ha concluido Unicaja.