Unas ordenanzas de continuidad y sin bajadas en los impuestos clave

El portavoz del PP, Fernando Rodríguez, ha defendido la moción.

PP y C's pactan rebajas testimoniales, especialmente en materia de primera apertura y actividad de negocios, y consolidan la subida hace unos años de los grandes impuestos bajo la trampa de la 'congelación'. La mayor bajada, una idea copiada al PSOE: la rebaja del impuesto de plusvalía.

El alcalde de Salamanca, Alfonso Fernández Mañueco, y el portavoz de Ciudadanos, Alejandro González, han presentado por separado, pero de manera coordinada el proyecto de ordenanzas fiscales para 2017, la configuración de los impuestos municipales. En una comisión informativa de Hacienda extraordinaria, el PP y Ciudadanos han presentado por sorpresa una propuesta pactada que han ocultado al resto de grupos y que, gracias a esta alianza, consolidará unos impuestos muy parecidos un año más, con algunas rebajas testimoniales y que consolidan la fuerte subida de impuestos sufrida hace unos años.

 

Las únicas bajdas directas son las del precio del alquiler municipal de bicicletas, el sistema SALenBici, que pasa a costar de 26 a 13 euros anuales y de 15,50 a 7,75 euros mensuales; habrá un alquiler por semanas a cinco euros. Y por otro lado, la del impuesto de plusvalía, que se bonificará en todos sus tramos y que curiosamente es una propuesta del año pasado del PSOE que 'tumbaron' entre PP y Ciudadanos y que ahora el partido 'naranja' ha hecho suya sin contemplaciones, aunque reconoce la autoría socialista.

 

El resto de medidas insisten en la línea del año pasado, cuando se tocaron impuestos para reducir trabas e incentivar a emprendedores y actividades económicas, aunque con un efecto reducido. En los supuestos de transmisiones de empresas a favor de familiares, bonificará la Plusvalía en un 50% y reducirá en un 99% la tasa por el cambio de titularidad del negocio, para facilitar la entrada de segundas generaciones tras una jubilación en un negocio. Se reducirá en un 50% la cuota de la tasa por Licencia Urbanística en las obras destinadas a adecuar un local como negocio, bajará en un 70% la tasa por  licencia ambiental, comunicación de inicio de actividad o de apertura en diferente supuestos.

 

Para incentivar la realización de obras vinculadas al Plan Municipal de Rehabilitación, Renovación y Regeneración Urbanas, reducirá entre el 90 y el 70 por ciento el Impuesto de Construcciones, Instalaciones y Obras (ICIO), así como las tasas por Licencia Urbanística y  por Ocupación de Terrenos de Uso Público con Medios Auxiliares de Construcción.

 

Además, se flexibilizará los requisitos para que las familias numerosas puedan acceder a la bonificación del 90% del IBI, impuesto que se mantendrá congelado porque el Ayuntamiento ya desestimó la opción de poder eliminar el recargo que dependía de Hacienda y que el año pasado ya podía haber debajo de aplicar; para compensar, el Ayuntamiento ha declinado la opción que le ofreció la Gerencia Territorial del Catastro de actualizar los valores catastrales en un 5%: haberlo aplicado hubiera supuesto una subida inadmisible cuando se rechaza constantemente la posibilidad de bajar el impuesto con más peso de los municipales.