Una veintena de trabajadores del Balneario de Retortillo alegan contra la captación de aguas solicitada por Berkeley a la CHD

Los reclamantes manifiestan su postura de oposición al proyecto minero por los daños al medioambiente “en toda la amplitud del término" y por considerarse "gravemente perjudicados laboral y personalmente.

Los reclamantes manifiestan su postura de oposición al proyecto minero por los daños al medioambiente “en toda la amplitud del término" y por considerarse "gravemente perjudicados laboral y personalmente" al considerar "que es incompatible el desarrollo de la extracción de minerales radioactivos, su posterior concentración y depósito de estériles con el turismo de salud en el que trabajan y realizan sus labores profesionales".

 

En su escrito de alegaciones, denuncian que ante un accidente causado en el río, en las balsas de lixiviados o en las balsas de agua extraída del Yeltes o los depósitos pluviales en el que exista un vertido en los cauces de la red hídrica cercana así como las aguas subterráneas, se podría afectar "al manantial mineromedicinal del que obtiene los recursos el balneario para sus tratamientos médicos".

 

Por otra parte, "los recursos disponibles de agua para la población flotante del Balneario de Retortillo y los trabajadores se verían notablemente disminuídos impidiendo el normal funcionamiento de sus instalaciones ya que el volumen solicitado por Berkeley Minera España S.A, es casi ocho veces la concesión diaria de agua del Yeltes al Balneario", recordando que por la estación termal pasa anualmente "una población flotante de más de 6.000 personas" y un margen de pernoctaciones que oscila entre las 40.000 y las 65.000, además de las estancias continuadas de lunes a domingo de sus 60 trabajadores.

 

Berkeley Minera España S.A. reconoce que durante los trabajos de explotación, la empresa va a "aerosolizar" agua al utilizar "aspersores o cañones de agua pulverizada durante la voladura", lo que podría ocasionar la derivación de elementos radioactivos al sistema hidrogeológico por escorrentías o filtración.

 

Además, "Berkeley Minera España S.A. no está dando información veraz de sus proyectos", pues aparte de los ácidos empleados en el proceso, el mineral de las pilas de lixiviación y las voladuras de la corta pueden afectar "tarde o temprano", debido a la proximidad, "a las zonas de recarga del manantial mineromedicinal del Balneario de Retortillo", lo que sería a todos los niveles "catastrófico e irrecuperable" sin posibilidad de rectificación a través de cualquier medida correctora, ya que por definición "los manantiales mineromedicinales son únicos e irrepetibles".

 

Por todo ello, los alegantes solicitan la no concesión de aguas solicitadas por Berkeley sobre el río Yeltes por las afectaciones sobre el Balneario de Retortillo y el peligro real de la contaminación del recurso hídrico que abastece a las instalaciones, lo que supondría un peligro tangible para la estabilidad de los puestos de trabajo de los que dependen decenas de familias de la zona afectada.