Una veintena de caballos salvajes de Doñana serán liberados en la Reserva de Campanarios de Azaba

Con esta acción de traslocación de ejemplares se garantizará al supervivencia de esta "emblemática raza"

Una veintena de caballos salvajes de las Retuertas, procedentes de la Estación Biológica de Doñana, serán liberados en la Reserva de Campanarios de Azaba el próximo viernes, 27 de julio, dentro de el programa de conservación 'Rewilding Europe Oeste Ibérico' en el que colaboran la Fundación Naturaleza y Hombre (FNYH) y la Estación biológica.

Con esta acción de traslocación de ejemplares se garantizará al supervivencia de esta "emblemática raza" ante cualquier problema sanitario, según ambas entidades.

La liberación estará presidida por el presidente de la FNYH, Carlos Sánchez, y la asesora especial de Rewilding Europe Odile Rodríguez de la Fuente.

El programa Rewilding Europe Iberia/Oeste ibérico está desarrollado desde 2011 por la FNYH en España y por la Associaçâo Transumância e Natureza (ATN) en Portugal.

Esta liberación de 20 equinos tratará de contrarrestar el hecho de que en los últimos siglos hayan desaparecido los grandes herbívoros, primero silvestres y más tarde domésticos, a consecuencia del progresivo abandono de la ganadería extensiva. Este hecho, según ambas entidades ha provocado la simplificación de paisajes y ha reducido las teselas que componen en mosaico natural mediterráneo.

Rewilding Europe Oeste Ibérico pretende contribuir al incremento de la biodiversidad, renaturalizando una gran extensión en este sector occidental mediterráneo. Para alcanzar sus metas el proyecto cuenta con dos áreas piloto en las que implementar sus acciones: Reserva Biológica Campanarios de Azaba (España) y la Reserva Privada de Faia Brava (Portugal).

La recuperación de espacios más naturales, con una gran biodiversidad asociada, se convierte en esta gran área del Oeste Ibérico, en un nuevo comienzo para la vida salvaje.

Los caballos de las Retuertas son una raza que habita en lugares encharcados del Parque Nacional de Doñana, en los que las arenas escurren lentamente su agua hacia la marisma, sirviendo como bebederos naturales para los animales. La excepcionalidad de estos caballos radica en el escaso número de individuos que existen, así como en lo ancestral de sus genes.

Se trata de una raza originaria de Las Marismas de Doñana y en un tiempo pasado fueron usados para labores ganaderas. No obstante el cambio en el uso del caballo, que pasó a ser empleado para actividades de ocio, propició la sustitución de la raza por otras más adecuadas para actividades de ocio. Este hecho condujo a su casi total desaparición, quedando tan sólo media docena de ejemplares en los años 80 del pasado siglo.

Mediante un estudio publicado en 2006 del Laboratorio de Genética Molecular del Servicio de cría Caballar del Ministerio de Defensa, el departamento de genética de la Facultad de Veterinaria de la Universidad de Córdoba y la Estación Biológica de Doñana, se ha descubierto que el caballo de las retuertas es "una de las razas más antiguas de Europa", junto con otras como el asturcón, el losino o el potoca.