Una veintena de aficionados radicales insultaron al Burgos tras el partido

El grupo de jóvenes centró sus iras en el portero, que al parecer los había provocado durante el choque

Fue lo peor de la tarde.

Una veintena de aficionados salmantinos esperaron a los jugadores del Burgos tras el partido para insultarlos, centrando sus iras sobre el cancerbero rival.

Los jóvenes, que tapaban su cara con bufandas o capuchas, insultaron a los futbolistas, también a los periodistas que siguen la información unionista y desearon a la expedición rival que el año que viene juegue en las Pistas.