Una treintena de niños disfrutan de la convivencia veraniega de arciprestazgo de Peñaranda

Un grupo de niños entre 9 y 13 años de las parroquias del Arciprestazgo de Peñaranda han disfrutado de una convivencia de seis días en San Miguel de San Valero

Con esta convivencia se cierra el curso pastoral en el que trimestralmente los niños suelen compartir diferentes jornadas de convivencia en los que comparten sus experiencias propias en sus parroquias particulares. 

 

Durante los seis días que duró la convivencia hubo tiempo para la oración diaria, así como las catequesis y las celebraciones eucarísticas. El programa se ha completado con multitud de actividades que han ido desde simples juegos de conocimiento y entretenimiento hasta juegos de estrategia, colaboración, cooperación... 

 

También hubo talleres, actividades de senderismo y,  este año, como novedad y con aceptación muy positiva por parte de todos, la visita al parque de aventuras de San Miguel de Valero, donde se desarrolló esta actividad. 

 

Los niños, así como los jóvenes del grupo arciprestal han mostrado su satisfacción por el desarrollo de esta convivencia arciprestal, en una cita que se ha hecho casi obligatoria para las comunidades parroquiales de la zona.