Saltar publicidad
980x735_tribuna_file

Salamanca

compartir

Una terminal ferroviaria y Matacán, reconocidas dentro de la Red Transeuropea

INFRAESTRUCTURAS

La Red Transeuropea de Transportes incluye una terminal de transportes y el aeropuerto salmantino, aunque no dentro de la relación de infraestructuras prioritarias. El Aveiro-Salamanca, considerado básico, recibirá hasta 40% de financiación europea.

20.11.2013

La jornada de votaciones en el Parlamento Europeo dejó una pedrea para Salamanca. Conocido el hecho de que la conexión ferroviaria Aveiro-Salamanca estaría entre las consideradas de la red básica, es decir, prioritarias, la letra pequeña arroja dos detalles más. Se trata de una terminal ferroviaria, o lo que es lo mismo, un núcleo logístico de transportes, y un reconocimiento para Matacán como infraestructura de interés global.

 

El mapa definitivo de la Red Transeuropea, al que ha tenido acceso este medio, señala una de las terminales de transporte en Salamanca. Es de la red global, es decir, no es tan prioritaria como las infraestructuras de la red básica, pero ahí está. Forma parte del plan para contar con una red de plataforma logísticas conectadas por vía ferroviaria. Y su inclusión adelanta buenas perspectivas, por ejemplo, para el puerto seco y para la inclusión de Salamanca en la red que planea el Ministerio de Fomento.

 

Lo mismo ocurre con el aropuerto de Matacán, una sorpresa relativa porque ha sido una de las salidas pensadas para explotar el aeródromo salmantino. Su terminal de carga no ha movido ni un kilo de mercancías el año pasado y el aeropuerto vive ahora de la actividad de Adventia, pero es una posibilidad que puede mejorar la posición de Matacán. Los aeropuertos de Valladolid, Burgos y León también están en la misma categoría.

 

La que sí se confirma como infraestructura básica, es decir, de carácter prioritario es el tren Aveiro-Salamanca. Como tal, podrá acceder a financiación europea hasta del 40% por ser un proyecto de interés compartido por dos países, lo que sin duda es un espaldarazo para su desarrollo. En España, Fomento ha apostado licitando su electrificación, fundamental para incorporar prestaciones de alto nivel y seguridad máxima a la línea; precisamente el hecho de incorporar sistemas de seguridad y ancho de vía europeo le otorga mayor prioridad. También ha pesado que es una inversión ya en marcha.