Una serpiente aparece en la cama de la habitación en la que dormía un bebé con sus padres

Se trataba de una culebra de escalera, una especie muy común en Aragón que no tiene veneno. El llanto del bebé hizo que los padres encendiesen la luz y viesen al reptil de 80 centímetros en su cama.

 

Los bomberos de la Diputación Provincial de Zaragoza (DPZ) han capturado en una vivienda de Maella a una serpiente que se había metido en la habitación en la que dormían un matrimonio y una bebé.

 

Sobre las 6.00 horas de este domingo, la niña empezó a llorar en la cuna, por lo que padres encendieron la luz de la habitación. En el momento en que iban a volver a apagarla vieron la serpiente, que estaba en la cama de ellos. Se trataba de una culebra de escalera, una especie muy común en Aragón que no tiene veneno.

 

No obstante, el matrimonio se ha dado un gran susto y, tras coger a su hija bebé han cerrado la puerta de la habitación, se han metido en la cocina y han llamado al 112.

 

Efectivos de bomberos de la DPZ, pertenecientes al parque de Caspe han acudido a la casa y han encontrado el reptil debajo de la almohada de la cama y tras identificar la especie, que no era peligrosa, la han soltado en un campo cercano. El reptil medía unos 70 u 80 centímetros.