Una salida que le da la oportunidad al Real Madrid de seguir creciendo

Cristiano Ronaldo

El Real Madrid buscará este miércoles (20.45 horas) en el estadio Vasil Levski de Sofía sumar su segunda victoria en la Liga de Campeones en su visita al modesto y debutante en la competición, Ludogorets, que ya le puso las cosas difíciles al Liverpool.

 

POSIBLES ALINEACIONES

 

LUDOGORETS: Stoyanov; Caiçara, A.Aleksandrov, Moti, Minev; S.Dyakov, Anicet; M.Aleksandrov, Marcelinho, Abalo; Bezjak.

 

REAL MADRID: Casillas; Carvajal, Ramos, Pepe, Marcelo; Modric, Kroos, Isco; Bale, Benzema y Ronaldo.

 

ÁRBITRO: Craig Thomson (ESC).

 

ESTADIO: Vasil Levski.

 

HORA: 20.45/Canal+LigaCampeones.

El conjunto madridista tiene, en teoría, la salida más asequible de la fase de grupos y espera imponer una vez más su tremendo poderío ofensivo frente a un rival que apelará a su ilusión para, al menos, no salir goleado como el Basilea suizo en la primera jornada.

 

El campeón búlgaro dejó una buena imagen en un recinto con tanta tradición como Anfield, donde tuvo en su mano un punto después de un partido donde su orden atascó a los 'reds', que no encontraron excesivos resquicios para crear problemas a la zaga, pero el actual campeón de Europa supondrá un reto aún mayor.

 

El principal problema para el Real Madrid será el de evitar caer en la relajación por la diferencia de potencial de ambos equipos. El Ludogorets no dará concesiones ante los suyos y los de Carlo Ancelotti tendrán que esforzarse desde el inicio para encarrilar cuanto antes el partido y a partir de ahí encontrar más espacios para imponer su ataque.

 

Después de encadenar cuatro triunfos consecutivos con un bagaje positivo de 20 goles a favor y cuatro en contra, el equipo madridista quiere seguir afinando su puesta a punto en busca de encontrar el mejor acoplamiento de todas sus piezas, sobre todo de mediocampo hacia arriba.

 

Ancelotti advirtió que no sabe si hará muchas o pocas rotaciones, aunque parece fijo que el central portugués Pepe volverá al equipo después de perderse los tres últimos compromisos, por lo que podría dar aire a Sergio Ramos o Raphael Varane, mientras que no parece probable que haya rotación en la portería y en el lateral izquierdo Nacho, dado que Coentrao está lesionado, podría volver a tener minutos.

 

En el centro del campo, Illarramendi e Isco esperan volver a la titularidad, después de que estuviesen en el once ante el Elche y volvieran al banquillo en la importante victoria en El Madrigal, donde el equipo volvió a conceder demasiados acercamientos a su área. Arriba, Bale, el que más flojo está del 'tridente' ofensivo, podría tener descanso y que el técnico italiano adelantase a James Rodríguez más cerca de la posición donde mejor rinde.

 

El que no tendrá descanso pese a que el partido no es de un gran peligro es el portugués Cristiano Ronaldo. El de Madeira ha marcado en sus últimos cinco partidos y querrá aumentar su cuenta goleadora en un torneo donde el año pasado impuso la cifra récord de 17 tantos.

 

EL LUDOGORETS, CON LA EXPERIENCIA DE LA EUROPA LEAGUE

 

Enfrente estará un Ludogorets que jugará sin presión y con la ilusión de un debutante en el máximo torneo continental, con el añadido de enfrentarse en esta primera 'aventura' a dos de los equipos más laureados de la competición como son el Real Madrid y el Liverpool.

 

El equipo de Georgi Dermendzhiev no tiene excesiva experiencia continental, pero el año pasado, en la Europa League, logró victorias de mérito ante equipos de más potencial e historia como el PSV holandés o la Lazio, cayendo finalmente en los octavos de final ante el Valencia, que le ganó por 0-3 y 1-0.

 

El campeón búlgaro recuperará a su portero titular, Vladislav Stoyanov, ausente en Anfiel por sanción, mientras que el español Dani Abalo, autor del tanto ante los 'reds' se perfila en el banquillo. El conjunto búlgaro, actual cuarto clasificado de su liga a cinco puntos del líder CSKA e invicto en su estadio, intentará mantener el orden defensivo y buscar los huecos que puede dejar el esquema defensivo visitante para 'armar' peligrosos contragolpes.