Una ruta de 140 kilómetros por Salamanca para seguir los pasos de San Francisco de Asís

Uno de los puntos de la ruta de San Francisco de Asís

Se dice que el fundador de la orden franciscana pasó por Salamanca para llegar a Lisboa y, ahora, se podrá disfrutar de esta ruta señalizada para todos los amantes del senderismo. 

El recorrido de San Francisco de Asís desde tierras gallegas hasta Lisboa, según diversos historiadores, dejó huella en provincias como Salamanca, donde se cree que realizó un trayecto de unos 140 kilómetros que sigue vivo en forma de ruta, señalizada y dispuesta para los amantes del sederismo o para los interesados en pisar el mismo terreno que el santo unos ocho siglos antes.

 

Corría el siglo XIII, por aquel entonces un religioso italiano no dudó en hacer frente a cientos de kilómetros para seguir adelante con su sueño, y lo consiguió. Cruzó desde Santiago de Compostela hasta la capital portuguesa de Lisboa.

 

De aquella aventura queda la tradición, la que dice que aquel hombre era San Francisco de Asís, un religioso que predicó desde la austeridad, el fundador de la orden franciscana y de las clarisas, y un fiel defensor de los animales.

 

Este sendero, conocido y promocionado actualmente como 'Camino de San Francisco de Asís. Vía Dalmacia', comienza en Salamanca a su entrada por la comarca de Ledesma, desde el Puente Mocho y con rumbo al sudoeste.

 

Esto permite pasar por el Campo Charro, por sus dehesas y por las fincas en las que pacen algunas de las ganaderías más conocidas del toro bravo, hasta llegar a Ciudad Rodrigo, donde residió San Francisco de Asís y en cuya localidad se guarda el que dicen que es su único retrato en vida.

 

Tras su paso por Miróbriga, el camino continúa en dirección a Portugal y, antes de cruzar la frontera, el senderista puede disfrutar del Fuerte de la Concepción, construido después al paso del religioso pero que permite conocer una espectacular fortificación militar del siglo XVII.