Una reorganización generosamente pagada: 375.000 euros al año en complementos específicos

La propuesta para 'colocar' a 31 empleados en sendos puestos creados 'a medida' no va a salir gratis. El coste supera los 375.000 euros al año, que es la cuantía total de los complementos que se van a pagar a los 'elegidos' por ocupar estas plazas.

La creación de 31 nuevos puestos de trabajo en la Diputación, hechos según sindicatos y oposición 'a medida' de una serie de candidatos "con nombres y apellidos", es una medida inédita hasta ahora. Y aunque el equipo de Gobierno asegura que se trata de una modificación poco menos que rutinaria y encaminada a mejorar el funcionamiento, la realidad es que no tiene nada de normal, como atestiguan las cifras. 

 

Según la documentación facilitada a sindicatos y grupos de la oposición, los 31 puestos vienen acompañados de una jugosa contrapartida económica que supera en conjunto los 375.000 euros al año. Esta es la cantidad que resulta de sumar los complementos específicos que cobrará cada uno de los titulares de esta treintena de puestos, una cantidad vinculada a determinados puestos de responsabilidad y que acompaña la plaza. Esta es una de las claves que explican que la práctica totalidad de los 31 puestos sean de jefes de servicio o bajo la figura de coordinadores, y sólo una decena sean de técnicos 'rasos'.

 

Cada uno de los 31 puestos cuenta con un complemento específico reconocido y que se especifica en la propuesta que ha hecho el equipo de Gobierno. La cantidad oscila entre los algo más de 4.300 y los 33.837 euros que, en un caso, se reconocen y que se suman en todas las plazas al sueldo ordinario. La media supera ampliamente los 10.000 euros de extra en atención a la dedicación a estos puestos