Una pista deportiva, más zonas verdes y 26 árboles: 612.000 euros de sobrecoste que paga el Ayuntamiento

El nuevo parque de Garrido ha pasado de costar 875.000 euros para la constructora privada a 1,5 millones al entrar en Ayuntamiento. Dispara su precio más de 600.000 euros a pesar de su retraso y que los dos proyectos son prácticamente calcados.

El parque de Garrido, un espacio histórico, estaba necesitado desde hace tiempo de una reforma. Pero de un plumazo, y en menos de año y medio, el Ayuntamiento ha presentado dos proyectos con una diferencia fundamental: el coste. Un simple análisis evidencia que lo proyectado en octubre de 2014 y lo presentado este jueves, 11 de febrero, es prácticamente idéntico. Sin embargo, el presupuesto ha cambiado y ahora es mucho mayor.

 

La clave está en la financiación de la obra. Originalmente, el parque de Garrido lo iba a construir la empresa que se llevó la concesión para hacer el aparcamiento subterráneo, Santher. El nuevo parque no iba a tener, por tanto, coste para las arcas municipales y cuando se presentó en octubre de 2014 su presupuesto estaba calculado en cerca de 900.000 euros. Así se anunció en su día y las cifras las ha confirmado el alcalde este jueves.

 

Sin embargo, ahora el propio alcalde ha anunciado que el coste del parque es de 1,5 millones de euros. La diferencia es sustancial y el detalle del proyecto permite decir que las actuaciones previstas difieren muy poco: son 26 árboles más, una pista polideportiva, más zonas verdes y el cambio de sitio de la fuente lúdica, que ya estaba previsto hacer. Así que una obra aparentemente idéntica ha aumentado su coste un 40%. Con una diferencia fundamental: que ahora se va a pagar en parte con dinero público.

 

Según ha anunciado el Ayuntamiento, el parque ha pasado de ser 'gratis total' para las arcas municipales a requerir de una aportación. En concreto, 612.000 euros según las cifras ofrecidas por Fernández Mañueco. Se supone que se suman a los 875.000 euros que presupuestó la empresa concesionaria del subterráneo cuando anunció que correría con el coste del nuevo parque.

 

Sin embargo, y a pesar de que el alcalde ya ha anunciado ese gasto, nada se sabe de los trámites. El gasto tendrá que pasar por contratación porque, una vez que no es la empresa en solitario la que hace la obra, es obligatorio un proceso abierto de contratación para que concurran empresas interesadas; el hecho de que haya dinero público lo obliga. Nada se sabe de ese proceso, lo que ha generado cierta incredulidad entre los grupos de la oposición, que ya están esperando explicaciones por parte del equipo de Gobierno.

Noticias relacionadas