Una pica en la capital

El municipio de San Miguel de Valero da nombre a una glorieta de la ciudad
A. R. L.

El Consistorio de la capital reconoce de esta manera oficial la relevancia y tradición de este pueblo en el profuso mapa provincial para bautizar una rotonda en el Oeste del término municipal.

Respecto al callejero, cabe recordar que el cambio de nomenclatura de varias calles del populoso barrio de Garrido el 31 de julio de 2009 motivó la consulta de los fondos archivísticos para comprobar que desde las primeras elecciones democráticas en los ayuntamientos del país se había cambiado la rotulación de 76 calles, avenidas o plazas en la ciudad, 35 mientras gobernaba Jesús Málaga (PSOE) y 41 cuando lo hizo Fernando Fernández Trocóniz o lo hace Julián Lanzarote (ambos del PP). Desde 1995, el Ayuntamiento ha variado el nombre de 33 vías, 28 de ellas desde que se creó la comisión del Callejero en 2003. Además, el Consistorio eliminó en 1980 nombres como ‘General Primo de Rivera’, ‘Caudillo’ o ‘Dieciocho de julio’.

La última enmienda del callejero desató un reguero de reivindicaciones ciudadanas en el mes de agosto –previo a la entrada en vigor en septiembre–, que llevó a los vecinos y comerciantes afectados a la calle para protestar por los cambios, aunque la indignación nacía en la prolongación de una de las principales arterias de la capital.

Los miembros de la comisión del Callejero decidieron ampliar María Auxiliadora desde la plaza de España hasta la confluencia con la avenida Alfonso IX de León, absorbiendo parte de Federico Anaya, debido a que la vía guarda una misma fisonomía y un mismo recorrido urbanístico en este tramo, y también para hacer su homenaje a los Salesianos de María Auxiliadora que este año cumplen el centenario de su llegada a nuestra ciudad.