Una pelea en un bar causada por un fumador acaba con un herido

Plaza del Mercado. Uno de los clientes fue evacuado con lesiones graves en la cabeza al Hospital Clínico. Daños. Al parecer, los dos usuarios detenidos reaccionaron rompiendo parte del mobiliario
e. g.

Los hechos ocurrieron en torno a las 11.08 horas, cuando la Policía Nacional recibió una llamada donde se reclamaba la presencia de los agentes en el bar El Mundo, ubicado en los soportales de la Plaza del Mercado. Según el alertante dos clientes del establecimiento estaban molestando y fumando dentro del local. En ese momento, los efectivos se trasladaron hasta el lugar y se marcharon tras disolver la pelea y una vez que los clientes implicados se marcharon.

A las 11.55 horas, el Servicio de Emergencias 112 recibió otra llamada manifestando de nuevo que la pelea disuelta había comenzado de nuevo, al volver el fumador con compañía. Según fuentes policiales, en el enfrentamiento se emplearon palos o barras de hierro y botellas.

Según las versiones de los testigos, al parecer, los dos hombres, con signos de embriaguez, accedieron al establecimiento fumando. El propietario del local les solicitó que dejaran de fumar o se salieran al exterior. Ante la actitud negativa de los clientes, los responsables del local (el propietario y un hermano) avisaron a la Policía en dos ocasiones. Finalmente, los dos clientes, que al parecer son padre e hijo, comenzaron a romper el mobiliario y a desafiar a los empleados y clientela. La discusión subió de tono hasta el punto de pegarse, empleando botellas y barras de hierro. La pelea acabó con dos heridos. J. M. S. D., de 45 años, –uno de los clientes del bar–, que fue trasladado al Hospital Clínico con heridas graves en la cabeza, propinadas supuestamente por uno de los responsables del local. El otro lesionado, que presentaba cortes leves, fue dado de alta in situ. Los responsables del bar también recibieron golpes. Los agentes detuvieron a los dos clientes, aunque no se descartan más detenciones a medida que declaren los testigos.