Una nueva ruta para pasear por la Ruta de la Plata

Presentación del tramo en Carbajosa de la Sagrada. (Foto:F.Rivas)

Se trata de un nuevo camino natural que discurre por la antigua vía del tren. La idea es conectar Sevilla con el Cantábrico. Por el momento, se ha abierto solo un tramo en Salamanca, que va de Alba de Tormes a Carbajosa de la Sagrada, pasando por Terradillos, Calvarrasa de Arriba y Arapiles.

El Camino Natural de la Vía de la Plata, que pretende unir Andalucía con el Cantábrico, contará con sus primeros kilómetros abiertos a senderistas y ciclistas gracias a un recorrido de 19,6 kilómetros que une Alba de Tormes con Carbajosa de la Sagrada (Salamanca).

 

Las obras de este tramo se iniciaron en septiembre de 2014 y está previsto que concluyan en otoño del presente año gracias a una inversión del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente de 1.176.012 euros.

 

Esta actuación ha sido visitada este lunes por la directora general de Desarrollo Rural y Política Forestal, Begoña Nieto, acompañada por el subdelegado del Gobierno en Salamanca, Javier Galán, el presidente de la Diputación Provincial, Javier Iglesias, y alcaldes y tenientes de alcaldes de los municipios por los que pasa la senda.

Según han explicado las autoridades, el proyecto fue financiado por la Diputación y los ayuntamientos implicados: Carbajosa de la Sagrada, Calvarrasa de Arriba, Arapiles, Terradillos y Alba de Tormes, y ahora son fondos estatales los que están haciendo posible este proyecto que comenzó a andar en 2008.

 

Para ello se ha podido actuar en una antigua red ferroviaria, que unía la Ruta de la Plata desde Astorga a Plasencia, que quedó sin uso en 1985 y que ha sido cedida por Adif, de manera inicial, por 20 años.

 

Ahora se está trabajando en su adecuación con actuaciones sobre el firme, limpieza, obras de drenaje, protectores, señalización y otras intervenciones de mejora en el recorrido para que después pueda ser utilizado por aficionados a la naturaleza, al senderismo o a las bicicletas.

 

Este proyecto se incluye dentro de ‘Caminos Naturales’, que se puso en marcha en 1993 y que ha permitido contar ya con 114 senderos, lo que da forma a una red de 8.800 kilómetros que unen distintos espacios naturales de toda España.

 

En el caso de Castilla y León, Begoña Nieto ha destacado la existencia de 17 caminos, algunos de ellos de “largo recorrido” como son el de la Senda del Duero, el Románico Palentino o la Cañada Real Soriana Occidental.