Una mujer denuncia un intento de agresión sexual en Los Villares

Engaño. El presunto agresor ofreció a la víctima un puesto de trabajo para que cuidara de su madre y quedaron para que conociera a sus padres en el domicilio familiar, pero la llevó con el coche al polígono
E. G.

Aprovechándose de la situación en la que se encontraba una mujer, que buscaba un puesto de trabajo, un hombre la engañó ofreciéndole un empleo pero presuntamente su objetivo era el de agredirla sexualmente. Tras comprobar que todo era un engaño y conseguir zafarse del agresor, la víctima acudió de inmediato a denunciar los hechos ante la Guardia Civil, según informaron a este periódico fuentes cercanas a la investigación.

En concreto, el intento de agresión sexual ocurrió entre la tarde y la noche del pasado martes. Según denunció la víctima, que es de nacionalidad rumana, de unos 40 años de edad, se puso en contacto con el agresor después de haber observado en un anuncio que se ofertaba un empleo para trabajar en un domicilio, para cuidar a una persona mayor. Supuestamente le comentó que el empleo consistiría en el cuidado de su madre, según detallaron las citadas fuentes.

A la víctima le pareció una buena oportunidad de trabajo por lo que quedaron para que antes de comenzar a trabajar en el supuesto domicilio pudiera conocer a sus padres.

El día de la cita fue el pasado martes por la tarde. El presunto agresor acudió al lugar acordado para recoger a la víctima con su turismo, con el propósito de llevarla al domicilio familiar.

Durante el trayecto, la afectada se percató de que el conductor tomaba una trayectoria diferente para acudir al domicilio de sus padres, por lo que empezó a inquietarse.

Finalmente, el presunto agresor la trasladó hacia un descampado ubicado en el polígono de Los Villares, aprovechando que por la noche es una zona poco transitada al permanecer cerradas las naves.

En el lugar, según la denunciante, paró el turismo y comenzó a realizarla presuntamente tocamientos por diversas partes del cuerpo.

La víctima tras percatarse de las intenciones del hombre y descubrir que le había tendido una trampa consiguió zafarse del presunto agresor y bajó del vehículo de manera precipitada para pedir ayuda. La víctima ya ha presentado la correspondiente denuncia.

La denunciante aseguró ante los agentes que no conocía a su agresor, ya que nunca, salvo esa ocasión, le había visto.

Debido a la situación de crisis económica, muchas mujeres buscan una salida laboral en el cuidado de personas mayores. El presunto agresor ofreció un trabajo de estas características y la víctima, confiando en el hombre, lo aceptó. Afortunadamente, la mujer se percató de las intenciones del individuo y consiguió huir del lugar, poniendo los hechos en conocimiento del Instituto Armado.

Por el momento no han trascendido más datos acerca de esta denuncia presentada. Al tratarse de un intento de agresión sexual, la Policía Judicial de la Guardia Civil se ha hecho cargo de la investigación para localizar y detener al presunto agresor.