Una mujer de 78 años sufre una intoxicación por la mala combustión de un brasero

Fuentes de Oñoro. La víctima fue trasladada en ambulancia al Hospital Clínico, con pronóstico leve. Balance. Segunda intoxicación en tres días
E.G.

Una mujer de 78 años de edad resultó ayer intoxicada por monóxido de carbono en su vivienda, según informó el portavoz del Servicio de Emergencias de Castilla y León 112.

Los hechos se produjeron en torno a las 00.29 horas de ayer, cuando los facultativos de Atención Primaria contactaron con el Servicio de Emergencias de Castilla y León 112 solicitando una ambulancia para trasladar a una mujer que presentaba una intoxicación por monóxido de carbono, en su vivienda, ubicada en la calle Doctor Fleming, en el municipio de Fuentes de Oñoro.

La sala de operaciones del 112 dio aviso del incidente a la Guardia Civil, a Emergencias Sanitarias, Sacyl, que envió una UVI móvil y una ambulancia y los Bomberos de la Diputación, aunque estos últimos no tuvieron que intervenir.

En el lugar, los facultativos atendieron a la intoxicada, una mujer de 78 años, cuya identidad responde a las iniciales F. N. R. Las investigaciones apuntan a la mala combustión de un brasero que tenía la víctima como la causa más probable de la intoxicación.

Tan sólo tres días antes, un joven de 17 años de edad sufrió una leve intoxicación de monóxido de carbono debido también a la mala combustión de un brasero.

Los hechos sucedieron en torno a las 03.34 horas del pasado miércoles, cuando el Servicio de Emergencias 112 recibió el aviso de un herido por una posible intoxicación de monóxido en una vivienda ubicada en la plaza Maestro Luna.

Hasta el lugar se desplazaron la Policía Local, los Bomberos de Salamanca y Emergencias Sanitarias, Sacyl, que desplazó una UVI móvil y una ambulancia de soporte vital básico.

En el lugar de los hechos, los facultativos atendieron a un joven de 17 años, cuya identidad responde a las iniciales. M. J. V. L., que tras las primeras atenciones médicas fue evacuado al Hospital Clínico por una intoxicación de monóxido de carbono. El resto de los inquilinos no resultaron intoxicados.

Mientras, en el domicilio, los efectivos desplazados comprobaron que los niveles de gases eran normales, pero encontraron en la terraza un brasero apagado que sacaron los propietarios, por lo que se apunta a la mala combustión del brasero como la posible causa de la intoxicación.