Una modificación de plantilla de más de 500.000 euros... sólo en complementos

Javier Iglesias, en su discurso en el Día de la Provincia (Foto: De la Peña)

El coste del cambio de plantilla que propone la Diputación se dispara por encima del millón de euros sólo en el complemento específico que se 'concede' a los que ocupen los nuevos puestos.

La modificación de plantilla que quiere sacar adelante Javier Iglesias en la Diputación de Salamanca tiene un coste económico concreto. Y no es bajo. Son más de 500.000 euros, que es lo que suman los complementos específicos que van a cobrar los que ocupen los puestos de nueva creación, los que se modifican y los que entran en la RPT al asumir La Salina el personal del OAEDR o ampliar el del Mercado de Ganados.

 

La propuesta que desvela TRIBUNA supone tocar 51 puestos, 25 de ellos de nueva creación que antes no existían. La lista incluye varias áreas, el tipo de personal (funcionario o laboral) y los grupos de la escala de la administración que se requieren. También el tipo de provisión del fondo, nueve de ellos son por libre desingación, es decir, a dedo. Lo que ha despertado las suspicacias en la casa, ya que buena parte de la plantilla está cansada de que se promocione siempre al mismo perfil.

 

En el apartado económico, se especifica el complemento económico que se les ofrece a los que ocupen los puestos. Este concepto se suma a los sueldos establecidos en la administración y se paga por el tipo de responsabilidades en el destino. En algunos casos, la propuesta de la Diputación plantea complementos muy jugosos. Entre los puestos de nueva creación hay varios de más de 25.000 euros al año y la mitad de los 25 nuevos superan los 14.000 euros, a los que hay que sumar sueldo para calcular las retribuciones anuales que recibirán.

 

En total, todos los puestos de la propuesta del equipo de Gobierno, entre los de nueva creación y los que se modifican (cambian funciones, área de la que dependen...) superan los 500.000 euros sólo en complementos específicos, lo que disparará el gasto de la Diputación en personal porque estas nuevas plazas las ocuparán trabajadores que abandonan otras ya creadas y que también serán ocupadas.

Noticias relacionadas