Una mayoría suspende la gestión de Fernández Mañueco y pone mala nota a las medidas 'estrella'

Un 57% de los ciudadanos consultados en el sondeo del Centro de Análisis Sociales de la Usal para TRIBUNA de SALAMANCA califican de regular, mala o muy mala la gestión del alcalde y dan las peores notas al aparcamiento, el tráfico y el acceso al hospital.

La legislatura que ahora acaba ha estado protagonizada por las resoluciones adoptadas ante asuntos de gestión que han despertado diferentes reacciones ciudadadas. El equipo de Gobierno de Fernández Mañueco ha centrado una parte de sus esfuerzos en materias sensibles para los salmantinos... pero sin grandes réditos.

 

Al menos, así se desprende de los resultados del sondeo encargado por TRIBUNA de SALAMANCA al Centro de Análisis Sociales de la Universidad de Salamanca, del que hoy hacemos la segunda entrega. Tras la parte dedicada a la intención de voto y las opciones políticas, toca valorar el trabajo de estos años.

 

Para hacerlo la encuesta pide valorar la gestión del acalde y somete a la opinión de los encuestados cinco cuestiones fundamentales de la gestión de la ciudad. En cuanto a lo primero, un 57% de los ciudadanos engloban la labor de Fernández Mañueco en el terreno que comprenden las valoraciones de 'regular', 'mala' y 'muy mala'. Y un 35% lo valoran como 'buena' o 'muy buena'.

 

En cuanto a las asignaturas de gestión, se pregunta sobre la limpieza, el acceso a los hospitales, el aparcamiento, el transporte público y el tráfico. Son materias sensibles a la ciudadanía, que han estado al orden del día entre las preocupaciones y todas ellas han sido objeto de gestión por parte del Gobierno. A la vista de los datos, la conclusión es que no se ha acertado con las decisiones tomadas. En tres de las cinco materias los encuestados suspenden al Ayuntamiento de Salamanca, y en las dos restantes, que corresponden a materias en las que el consistorio suele presumir de buena nota, aprueba sin alardes. 

 

En concreto, las peores notas son para el acceso a los hospitales y el aparcamiento en la ciudad. Las obras para levantar el nuevo hospital han tenido durante buena parte de la legislatura el entorno del Clínico y el Virgen de la Vega como una 'zona de guerra' y han generado numerosos problemas al eliminar progresivamente los aparcamientos y los accesos  habituales para los vehículos; además, se tuvo que hacer una rampa peatonal nueva y reorganizar todo el tráfico, cuestiones que generaron debate en el pleno y también protestas por parte de los ciudadanos: conocidas son las movilizaciones de padres de alumnos de los centros afectados por el cambio en avenida de Maristas y el campus. El resultado, 3,6 puntos y suspenso para el acceso a los hospitales.

 

Una de las nuevas zonas de pago.

 

En materia de aparcamiento, el Ayuntamiento asegura que la zona azul no se ha expandido en toda la legislatura, pero al peatonalizar más calles del centro se ha conseguido un doble enfado: el de los que tienen que hacer el tortuoso recorrido para acceder al centro y el de los que han visto como el estacionamiento 'de pago' a llegado a su calle. No hay que olvidar que se compensó a la empresa concesionaria de la ORA con la ampliación de la zona de pago a varias calles al peatonalizar otras.

 

Protesta contra el proyecto del parking de Comuneros.

 

El estacionamiento ha generado otras controversias, como la negativa de los vecinos de Comuneros a permitir un parking subterráneo en el primer tramo de la avenida. El resultado es que la legislatura en la que Fernández Mañueco presume de haber habilitado 2.000 plazas nuevas gracias al asfaltado de solares como el de la Radio y el cambio de sentido de calles, el aparcamiento recibe una nota de 3.6 puntos.

 

 

SUSPENSO EN TRÁFICO

 

Tampoco llega al 5 la gestión municipal en materia de tráfico. Con buena parte del centro peatonalizado y con dificultad para aparcar, la mala circulación ha redondeado el panorama a pesar de la inversión en rotondas, una de las materias a las que más euros ha dedicado el Ayuntamiento en materia de vialidad. Los embotellamientos generados por la salida de todo el tráfico de hospitales y colegios por la avenida de los Maristas han podido pesar en el ánimo de los encuestados. Y también cambios con la instalación de una rotonda en la plaza de España, las largas obras del colector o del paseo de la Estación que no han facilitado el tráfico...

 

Rotonda de la plaza de España.

 

Por último, el consistorio aprueba con un 6,4 en dos materias en las que ha esgrimido cambios y también mejores valoraciones. El transporte público experimentó un reajuste que redujo kilómetros y eliminó algunas paradas en favor de un coste menor para el Ayuntamiento en un servicio que, hasta 2014, no dejó de perder usuarios a pesar de la congelación de precios. La valoración de la encuesta es de 6,4, mientras que en un estudio con datos de 2013 el Ayuntamiento presumió de un 7Algo parecido ocurre con la limpieza de calles, otro servicio con un importante coste para las arcas municipales y que no termina de ser valorado; su 6,4 está en la línea de lo que el estudio municipal le daba en 2013.