Una madre pide prisión preventiva para un hombre al que acusa de abusar de su hijo y provocar su suicidio

 Mari Labrador, Madre De Menor Abusado
Mari Labrador, una vecina de Banyeres del Penedés (Tarragona), pide que se decrete prisión preventiva para el hombre al que acusa de abusar sexualmente de su hijo Jordi y de provocar que el joven se quitara la vida ocho días después de declarar en el juicio.


BARCELONA, 25 (EUROPA PRESS TELEVISIÓN)

Mari Labrador, una vecina de Banyeres del Penedés (Tarragona), pide que se decrete prisión preventiva para el hombre al que acusa de abusar sexualmente de su hijo Jordi y de provocar que el joven se quitara la vida ocho días después de declarar en el juicio.

En declaraciones a Europa Press Televisión, Mari ha explicado que su hijo y este ex concejal en el Ayuntamiento de Cubelles se conocieron cuando el joven estuvo trabajando en el municipio como socorrista. Al principio nada hacía presagiar a Mari que el amigo de su hijo podía haber abusado de él, hasta que un día un compañero de trabajo le explicó que "le habían detenido por abuso de menores".

En ese momento, la madre decidió interrogar a Jordi para ver si había intentado mantener alguna relación con el joven, pero este le respondió que no fue así. Horas después el menor se fue al colegio y se "lo explicó a dos amigas suyas" y ellas le aconsejaron que lo hablara con su madre.

Al llegar a casa, Jordi confesó a su madre que había abusado de él un par de veces cuando tenía 14 años. Además, la madre se ha mostrado convencida de que el presunto acosador mantuvo relaciones sexuales plenas con su hijo ya que el menor sufrió una fisura en el ano.

Mari ha explicado que antes de que Jordi lo denunciara, otros tres menores ya hicieron lo mismo y ha añadido que después de su detención hubo otro niño más que también le denunció.

Tanto Jordi como los otros menores comparecieron ante el juez en vistas previas para dar su testimonio. Sin embargo, cuando lo hizo Jordi, sus familiares descubrieron con asombro que el presunto acosador se encontraba en la sala donde declaraba el menor y que "tosía para que Jordi se pusiera nervioso".

VIVE EN UNA "CADENA PERPETUA"

Ocho días después de su declaración "Jordi se quitó la vida" inhalando gas tras poner su cabeza dentro de una bolsa de basura. Mari ha asegurado que está "convencida de que ese mismo día Jordi habló" con el presunto agresor y que fue éste quien le incitó al suicidio. La madre ha asegurado que "esta manera tan rebuscada para quitarse la vida no es normal" en un niño.

Mari, ha señalado que en España "la cadena perpetua solo existe para los padres a los que les han arrebatado a sus hijos" y, ha añadido que a ella le han "roto la vida" porque su hijo lo era "todo". Finalmente, ha pedido que decreten la prisión preventiva para el acosador y ha indicado que seguirá "luchando" hasta que lo consiga.