Una lucha por la vida que hace llorar juntos a Brad Pitt y Angelina Jolie

Brad Pitt y Angelina Jolie

Brad Pitt y Angelina Jolie se han sentado por primera vez en un plató de televisión para hablar sobre su familia y su nueva película, Frente al mar. Y ambos sorprendieron con sus lágrimas en su primera entrevista conjunta. 

Aunque no ocultan su amor allá donde van, nunca habían concedido una entrevista conjunta así que esta es la primera vez que podemos ver al tándem Pitt-Jolie en el programaToday de la NBC.

 

El matrimonio ha tratado con total naturalidad uno de los temas más complicados y duros que vivieron recientemente: la operación de Angelina para evitar el cáncer.

 

Jolie decidió extirparse el pasado mes de marzo los ovarios después de haberse sometido a una doble mastectomía en 2013. El motivo lo explicó ella misma en una columna del The New York Times: "Hace dos años escribí sobre mi decisión de someterme a una doble mastectomía preventiva. Un simple análisis de sangre reveló que llevaba una mutación en el gen BRCA1. Me dio una estimación de 87% de riesgo de padecer cáncer de mama y un riesgo del 50% de tener cáncer de ovario. Yo perdí a mi madre, a mi abuela y a mi tía de cáncer". 

 

Durante la entrevista, Angelina confesó lo que su marido le dijo cuando tomó esta difícil decisión: "Él (Brad) me dejó muy en claro que lo que a él le gusta y lo que para él representa una verdadera mujer es su inteligencia y su entrega familiar, no el aspecto físico. Con las cirugías (una doble mastectomía y una extirpación de ovarios) supe que él estaba de mi lado, supe que no me sentiría menos mujer porque mi marido no dejaría que eso pase".

 

 

Y es que la madre de la actriz, Marcheline Bertrand, víctima de este cáncer en 2007, pero antes de morir le hizo prometer a su médico que cuidaría de su hija: "Ella le hizo prometer a mi médico que, de ser necesario, me quitaría los ovarios para evitar cualquier riesgo".

 

Ante tales palabras, Brad Pitt admitió que él siempre apoyaría a su esposa: "Yo apoyo las decisiones que mantengan a nuestra familia unida por la mayor cantidad de tiempo que se pueda". Emocionados y con las manos entrelazadas, la pareja demostró que no hay nada que pueda separarles después de diez años de relación.