Una llamada alertando sobre una caída de un joven al Río Tormes moviliza a Bomberos y Policía

Tras varias horas de búsqueda, los equipos de rescate creen que se trata de una "broma de mal gusto"

Una "broma de muy mal gusto". Ése parece haber sido el objetivo de un joven que en la jornada del lunes pasadas las 23.00 horas alertaba al 112 de que un joven se había caído al río Tormesa la altura del Puente Romano, según han confirmado fuentes de los Bomberos a este diario.

Al parecer, el joven llamó asustado, hecho que hizo que acudieron a la orilla del Puente Romano dos dotaciones de Bomberos con diez miemnbros en total, cuatro patrullas de la Policía Nacional, dos de la Local, así como dos ambulancias del 112 por si aparecía alguno de los jóvenes.

Las fuerzas de rescate llegaron al lugar de los supuestos hechos pasadas las 23.00 horas
y rastrearon no solo la zona del Puente Romano, sino todos los puentes de la ciudad de Salamanca con el objetivo de encontrar al joven que había caído al agua, pero después de más de dos horas no hallaron nada, por lo que la certeza de que se trataba de una falsa alarma y una "broma" era mayor.

De hecho, los Bomberos han acudido esta misma mamana desde antes de las 08.00 horas a los mismos lugares para comprobar si podían encontrar algo, pero más de una hora después, se dieron cuenta de que no había nada.

El trastorno y el susto fue grande y llegó a tal punto que incluso una patrulla de la Policía Local tuvo un accidente al colisionar con otro vehículo al dirigrise al lugar de los hechos alertados porque un joven se había caído al río, causando heridas a una mujer de quince puntos en la cabeza.

Además, fuentes de los Bomberos y la Policía han confirmado que se está investigando el lugar desde donde se realizó la llamada porque todo hace indicar que no fue desde la ciudad de Salamanca, aunque este asunto está en manos de la justicia para poder esclarecer unos hechos que dejaron el susto en el cuerpo a todas las fuerzas de rescate que se movilizaron por una falsa alarma.