Una librería salmantina pone en marcha una iniciativa para conseguir libros de texto gratis

La propuesta de Librería Picasso pretende, además, captar más clientes para hacer frente a las grandes superficies. La idea es simple: reunir amigos para conseguir mayores descuentos.

 

Se acerca el final del curso escolar y, con él, las ansiadas vacaciones de verano para miles de alumnos. Para sus padres y madres, en cambio, es momento de volver a hacer cuentas con la temida compra de los libros de texto para el próximo curso. Pero éstos no son los únicos perjudicados: las pequeñas librerías no sólo tienen que lidiar con la crisis económica sino que, además, deben competir en desigualdad de condiciones con los suculentos descuentos de las grandes superficies.

 

Por ello, Librería Picasso de Salamanca (calle Pontevedra, 12) lanza en su tercer año de vida una original campaña que busca proporcionar grandes descuentos y, al mismo tiempo, atraer nuevos clientes. El sistema es sencillo: por cada padre o madre que acuda con un amigo a comprar sus libros de texto se aplicará un descuento del 5%, tanto a ellos como a su amigo. Más amigos, más descuento. Así hasta 20, que implica el reembolso de la totalidad de la compra. Para el propietario de la librería, Daniel C. Borras, se trata de una medida honrada y sin trampa que contrasta con las campañas llevadas a cabo en años anteriores (regalo de vales descuento para canjear por material escolar).

 

Esta iniciativa, única en Salamanca, pretende que padres y madres unan sus fuerzas no sólo para conseguir la gratuidad de sus libros de texto, sino también para apoyar al sector de las pequeñas librerías. Daniel C. Borras, propietario de Librería Picasso, denuncia que las grandes superficies se quedan con el “mercado más goloso”, incluso cuando no ofrecen ventajas adicionales (por ejemplo, los libros de Educación Infantil y Primaria tienen el mismo precio en cualquier establecimiento, fijado por Ministerio de Cultura). Borras afirma que las pequeñas librerías no sólo ofrecen un trato más personal, sino mejor servicio pues es frecuente que las grandes superficies no tengan a la venta libros procedentes de pequeñas editoriales.

 

La campaña se ha dado a conocer gracias a carteles, prensa y su presencia en las principales redes sociales, pero para Borras el boca a boca es el elemento clave para su éxito; por ahora, ya ha aumentado el número de personas que acuden por la librería para interesarse. Esta iniciativa, que empezó el pasado 3 de junio, estará vigente hasta septiembre; tiempo suficiente para reunir amigos.