Una investigadora concluye que los perros ven la televisión y crea un mando a distancia canino

Mando a distancia para perro

Una investigadora de la Universidad de Central Lancashire ha comprobado que los perros ven televisión y ha averiguado los contenidos que prefieren. También ha diseñado un mando a distancia para ellos.

Mediante el seguimiento de su visión usando métodos similares utilizados en los seres humanos, Ilyena Hirskyj-Douglas, Investigadora Doctor en Diseño de Interacción Informática Animal de la Universidad de Central Lancashire, concluye en su estudio que los perros tienen una preferencia hacia la observación de otros caninos.

Pero los perros ven la televisión de forma "muy diferente" a como lo hacen los humanos, sin embargo. En lugar de quedarse quietos, los perros suelen acercarse a la pantalla para obtener una mirada más cercana, y caminan repetidamente entre su propietario y la televisión.

Además, lo que los perros ven en pantalla es también distinto a lo que ven los humanos, según The Conversation. Los perros tienen visión dicromática, con dos tipos de células receptoras de color que les hace ver el color dentro de dos espectros de la luz: azul y amarillo. El uso del color es muy importante para los perros y explica por qué el canal de televisión canino, DogTV, da prioridad a estos colores en su programación.

Los ojos de los perros son también más sensibles al movimiento y los veterinarios sospechan que la mejora de la tasa de parpadeo ha venido del paso de la norma estándar de televisión a la alta definición, permitiendo a los perros percibir mejor los contenidos de televisión.

Sus investigaciones han llevado a Ilyena Hirskyj-Douglas a crear el primer prototipo de mando a distancia de televisión pensado para perros, con botones extragrandes que permitan a los canes cambiar de canal, trabajando en colaboración con una marca de alimentos para mascotas, Wagg, que ya piensa en comercializarlo.

Este mando a distancia es el siguiente paso en la emergente tecnología de interacción entre animales y ordenadores (ACI), que ha visto varias aplicaciones centradas en las mascotas y juguetes interactivos que se han lanzado en los últimos años, según un comunicado de la Universidad de Central Lancashire.

"La investigación reciente ha encontrado que el perro promedio ve ahora más de nueve horas de televisión a la semana, lo que demuestra que la tecnología ya interviene en la vida de nuestras mascotas. Un televisor proporciona un espacio interactivo que permite a los perros tener una fuente de entretenimiento, sobre todo cuando el propietario está fuera de la habitación", ha explicado lyena Hirskyj-Douglas.

"Hemos tenido que tener en cuenta muchos factores diferentes al diseñar el mando a distancia. Por ejemplo, aunque por lo general los perros tienen 240 grados de visión, tienen menos conos oculares sensibles al color que los humanos, lo que hace que sean ciegos al color rojo-verde. Para hacer frente a esto, hemos hecho un mando a distancia de color azul y amarillo, "colores a los que los perros son más receptivos", ha añadido.

El prototipo se utiliza en una manera similar a un control remoto de televisión normal y está hecho de un plástico resistente al agua. Incluye botones grandes para usarlos con las patas con superficies elevadas para evitar el deslizamiento; colores amarillos y azules, preferidos para los perros, sonidos similares a chirridos en los que se omita una intensa baja frecuencia y producen atractivo para los perros, y un agujero para sujetar un juguete de cuerda para el perro para interactuar con él y mover el mando a distancia.

El modelo de control remoto está actualmente en fase de prueba con un panel especializado de canes, con expertos que estudian sus reacciones a los botones, sonidos y colores. Tras el análisis, Wagg negociará con compañías tecnológicas con el fin de poner el modelo en producción.