Una intensa tromba de agua vuelve a anegar el paseo de la Estación y corta la circulación

Media hora de intenso aguacero resultó suficiente para que las calles de Salamanca, en especial en el paseo de la Estación y sus alrededores, volvieran a inundarse. Los Bomberos efectuaron nueve salidas para “levantar alcantarillas” y facilitar el desagüe, según fuentes del parque municipal. Acudieron, entre otras zonas, a las calles Bermejeros, Candelario, Fray Luis de Granada, avenida de Italia y al entorno de la plaza de toros.
J. R.

No obstante, como ha ocurrido en los últimos años cada vez que se registran episodios cuantiosos de precipitaciones sobre la ciudad del Tormes, el escenario más afectado fue el paseo de la Estación. El agua causó balsas y dificultó el tránsito de los vehículos, por lo que la circulación se cortó, aunque de forma momentánea. La tormenta, aunque descargó con fuerza sobre la ciudad, no ocasionó, según explican desde el parque de Bomberos, inundaciones en garajes y establecimientos comerciales. Las complicaciones se limitaron, de esta manera, a los problemas en el tráfico, sobre todo en el paseo de la Estación y las calles adyacentes.

El Ayuntamiento cuenta desde hace un par de años con un plan especial de actuación en esta parte del barrio de Garrido para evitar el surgimiento de vaguadas cada vez que se registran tormentas. La actuación, cofinanciada con cuatro millones de euros por parte de la Junta de Castilla y León, incluía una mejora de los aliviaderos para evitar la formación de balsas de agua. El plan, sin embargo, sigue sin ejecutarse para desesperación de los vecinos de Garrido, forzosos sufridores de las tormentas sobre Salamanca.