Una historia de amor escrita con emoticonos... que no deja indiferente

Unos simples emoticonos, utilizados para contar una historia, pueden dar mucho que pensar.

Una chica se pone guapa, se pinta las uñas, se pone pintalabios, se viste con un bonito traje verde y unos elegantes zapatos rojos de tacón. Tiene una fiesta.

 

Allí toma copas y se divierte al ritmo de la música. Su elegancia y sus bailes no pasan inadvertidos para la gente. Un hombre se fija en ella y acerca a conocerla. Comienzan a hablar y hablar y...surge el amor.

 

Al día siguiente ella está triste porque no tiene señales de él... hasta que recibe un mensaje en el que le propone ir a comer juntos.

 

Ella, emocionada, le responde que sí. Se sube en la coche para acudir a la cita. Él hace lo mismo. Y siguen escribiéndose y diciéndose cosas bonitas por Whatsapp mientras conducen.

 

Y así acaba la historia...