Una granizada provoca un espectacular accidente en la A-66 a la altura de Arapiles

El accidente ha tenido lugar en torno a las 18.30 horas de este 19 de marzo a la altura de la localidad de Arapiles (Salamanca). No ha habido que lamentar heridos de gravedad, pero se han visto implicados al menos 8 vehículos.

Las carreteras de la provincia de Salamanca han vuelto a ser testigos de un espectacular accidente en el que se han visto implicados varios vehículos. El granizo ha sido la causa en esta ocasión de este múltiple accidente en el que se han visto implicados al menos 8 vehículos en colisiones por alcance en el kilómetro 350 de la A-66 en dirección Béjar.

 

Sin embargo, no ha habido que lamentar daños personales, según ha informado el 112, tan solo han sido atendidos algunos de los ocupantes de los vehículos implicados con dolores leves en cuello y espalda.

 

 

El siniestro ha tenido lugar en la A-66 de Salamanca a la altura de Arapiles, en torno a las 18.30 horas de este 19 de marzo.

 

Los propios implicados aseguraban en declaraciones a TRIBUNA de Salamanca que el granizo comenzó a caer "de repente" y este hecho produjo el choque de dos primeros vehículos. Para evitar más impactos, el resto de coches que circulaba por detrás comenzaron a frenar y los golpes ya fueron inmediatos.

 

Prácticamente todos los vehículos que circulaban por la autovía en dirección Béjar han sufrido fuertes golpes en sus partes delantera y trasera, muchos de ellos con la dirección rota han tenido que esperar a la grúa para que los retiraran de la carretera.

 

Los nervios se han hecho presa de algunos de los ocupantes de los vehículos, aunque los heridos han sido leves en todos los casos: el conductor del turismo Nissan que colisionó en primer lugar J.J.L.H., 33 años, resultó ileso, su acompañante A.L.J., de 8 años, herido leve, V.L.J., de 4 años, también leve. El Peugeot implicado en el primer accidente estaba conducido por J.D.U., de 21 años, que resultó ileso.