Una fuga de agua provoca desperfectos en un centro comercial de la calle Toro

Origen. La avería en una cisterna de una oficina filtró el líquido. Daños. Cinco cajas registradoras se han estropeado pero la mercancía no está afectada
E. S. C.

Una fuga de agua registrada en torno a las dos de la madrugada del domingo al lunes en un edificio de la calle Toro se extendió a la vía pública y provocó importantes daños al filtrarse por el techo del centro comercial Carrefour Express, situado justo debajo.

Al parecer, el origen de la fuga se encontró en la cisterna de una de las oficinas situadas en la entreplanta del inmueble, de la que empezó a manar abundante agua que llegó a caer a la calle. Los vecinos se despertaron sobresaltados y avisaron a los Bomberos de Salamanca, que procedieron a cortar el suministro de agua potable para evitar que la situación continuara agravándose.

Posteriormente procedieron a achicar el líquido acumulado, una tarea en la que emplearon cerca de una hora y tres cuartos.Los daños producidos en el interior del centro comercial aún no han sido cuantificados, pero el gerente del establecimiento, José Manuel Benito, apuntó a este periódico que los desperfectos “han afectado a cinco de las 17 cajas registradoras que tenemos en el supermercado”.

El responsable resalta que el agua no ha estropeado ninguna mercancía y que el supermercado se abrió al público con total normalidad una vez se consiguió limpiar el efecto del líquido que se filtró a través del techo.

Por otro lado, los Bomberos de Salamanca también acudieron en la tarde de ayer a achicar el agua acumulada por una inundación que se registró en un bar de la Plaza Mayor, aunque su intervención finalmente no fue necesaria, según informaron fuentes del Cuerpo.