Una empresa quiere instalar una planta eléctrica a partir de biomasa

Inversión. El proyecto tiene un presupuesto de más de once millones de euros y se construirá en una superficie de 70 hectáreas próximo a la gasolinera. Empleo. El Consistorio quiere que se contrate a vecinos
F. M. M.

La empresa Biomasa Salamanca, con sede en Valladolid, lleva un año y medio trabajando para la instalación de una planta de producción de biomasa en la localidad de Valverdón, según confirmó ayer el alcalde, Manuel Fraile.

Esta actuación, de llegar finalmente a buen puerto, supondrá una inversión de 11,5 millones de euros, además de otros beneficios para el municipio. El alcalde apuntó ayer a este diario que desde el primer momento han solicitado a la empresa que en el momento de la contratación de personas “piensen en los vecinos de la localidad, ya que son los más próximos para los desplazamientos”.

Por ello, el Consistorio ha ofrecido desde el primer momento el apoyo adecuado para que esta empresa llegue a buen fin. “Desde la primera reunión les dijimos que tendrán toda nuestra colaboración siempre y cuando consigan los permisos de Medio Ambiente, Industria y otros departamentos”.

El secretario del Ayuntamiento ha confirmado que hasta el momento han gestionado todos los permisos de forma correcta. “Han tenido que seguir los ritmos que se marcan en la legislación, por lo que va despacio, pero hasta ahora todo se está haciendo bien”, afirmó Fraile. El último escollo es la declaración de impacto ambiental, que puede ser estudiada durante los próximos treinta días en las oficinas de la delegación Territorial de Industria, Comecio y Turismo. Cualquier persona tiene este plazo para solicitar por escrito las reclamaciones que estime oportunas y para rectificar los posibles errores en la relación de los propietarios de los terrenos en los que se ubicará, la mayoría de ellos propiedad del Ayuntamiento.

Esta planta producirá energía eléctrica a partir de biomasa gracias a una caldera de combustión mecánica y un alternador de 22,5 megavatios para generar electricidad a once kilovatios. Además, incluye una subestación transformadora de 20 megavatios de potencia; y tendrá una línea eléctrica aérea y subterránea de evacuación de la energía producida de 45 kilovatios de tensión y 701 metros de longitud subterránea. La energía producida se envía a la subestación de Villamayor a unos siete kilómetros de distancia. Todo ello se ubicará en varias parcelas que juntas tienen una superficie de 70 hectáreas.

El alcade, Miguel Fraile, no pudo confirmar ayer en qué momento este proyecto verá la realidad, e insistió en que por parte del Ayuntamiento están ofreciendose todas las ayudas posibles para que no haya problemas.

El Boletín Oficial de la Provincia recordaba ayer que según la Ley del Sector Eléctrico, la declaración de utilidad pública, lleva implícita la necesidad de ocupación de los terrenos, lo que implicará la urgente ocupación de los bienes afectados por la instalación de la central de producción eléctrica con biomasa.