Una delegación del GUM de Moscú conoce de primera mano la cocina minimalista

La Escuela de Hostelería de Salamanca fue el escenario elegido para esta parada de los representantes rusos que se han movido por toda la provincia.

La Escuela Municipal de Hostelería de Santa Marta de Tormes acogió ayer un Encuentro Cultural Gastronómico entre profesionales de la Gastronomía Salmantina y representantes del Centro Comercial “GUM” de Moscú.

 

El evento consistió en que varios especialistas en “alta cocina en miniatura”, reconocidos por sus tapas elaboradas y pinchos y que han sido recientemente galardonados con los premios de una prestigiosa web de hostelería (David Berrocal, de Restaurante Lillicook, Héctor Carabias, del Restaurante Corrillo y Helio Flores del Restaurante, de los Álamos) elaboraran diversas tapas in situ.

 

Estos profesionales, junto con los profesores de la Escuela de Hostelería de Santa Marta, Santiago Lurueña y Guillermo Hermosa, cocinaron para los presentes tapas con productos de nuestra región, principalmente con el objetivo de presentar, dar a conocer y degustar la calidad de nuestros productos ante representantes del Centro Comercial “GUM” de Moscú, uno de los mayores y más prestigiosos centros comerciales del mundo.

 

Por su parte, la concejala de Cultura, Mari Cruz Gacho, destacó la "enorme satisfacción que supone la participación de la escuela en este evento" e insistió en que "la apuesta del equipo de Gobierno por estas instalaciones, que queremos que sea un referente provincial y regional, se consigue con actividades de este tipo".

 

El encuentro, realizado en colaboración con la Fundación de la USAL, permitió que los representantes rusos pudieran degustar los productos que expusieron varias empresas, así como las tapas que se cocinaron en los hornos de la escuela: bola de ibérico con esferificaciones de aceite de oliva, croqueta de miel y mostaza con secreto ibérico al Oporto o vieira sobre gelatina de Martini rojo y espuma de queso fueron algunas de las exquisiteces que se elaboraron en el día de ayer.