Una de cada cuatro furgonetas que circula en las carreteras españolas tiene más de 20 años

Autonomos, servicios, furgoneta
Una de cada cuatro furgonetas (24%) que circula por las carreteras españolas (alrededor de 550.000 unidades) tiene una antigüedad de más de veinte años, según un informe sobre la accidentalidad de estos vehículos en el ámbito laboral elaborado por la Comunidad de Madrid, a través del Instituto Regional de Seguridad y Salud en el Trabajo (IRSST), en colaboración con el Real Automóvil Club de España (RACE).

MADRID, 13 (EUROPA PRESS)



Este documento pone de manifiesto que este tipo de accidentalidad se ha incrementado un 5% y que la seguridad de las furgonetas en el ámbito laboral presenta "graves problemas", entre los que destaca la antigüedad media del parque de vehículos comerciales, lo que deriva en la "muy baja" presencia de dispositivos de seguridad.

Los datos del informe indican que el parque de furgonetas en España se ha reducido en un 6,1% desde 2007, hasta 2,28 millones de unidades en 2012. El texto apunta que más del 60% de este tipo de vehículos que circulan por las carreteras españolas tiene más de diez años, con un total de 1,4 millones de unidades, mientras que uno de cada cuatro (24%) tiene más de veinte años de antigüedad.

Tanto el IRSST como el club automovilístico destacaron que uno de los principales problemas en relación con los accidentes de estos vehículos es su elevada antigüedad, con un parque que tiene una media de quince años.

Según el documento, la reducción de accidentes de furgonetas, respecto a la accidentalidad laboral en España, se ha reducido un 1,2%, hasta 1.273 accidentes en 2012. La mayor parte de estos siniestros tuvo carácter leve.

Con el fin de reducir los accidentes laborales con estos vehículos, la Comunidad de Madrid y el RACE recomiendan a los conductores planificar y gestionar el trabajo en parado, así como no superar los límites de velocidad, distribuir la carga de forma uniforme, así como adaptar la velocidad y la distancia de seguridad con el vehículo cargado o extremar la precaución ante usuarios vulnerables.