Una cosechadora podría haber sido la causa del incendio en Cornudilla

Continúan las labores de extinción del incendio que se inició en la tarde del domingo en la localidad de Cornudilla, muy próxima a Oña, y que ha afectado a 180 hectáreas hasta el momento. Las tres cuadrillas de tierra, cinco helicópteros y cuatro aviones, pertenecientes a la Junta de Castilla y León y al Ministerio de Agricultura y Medio Ambiente, han retomado a primera hora del lunes el operativo. 

Los técnicos que han analizado las causas del incendio que se inició ayer en la localidad de Cornudilla, y que aún sigue activo a estas horas, creen que la causa más probable fue una cosechadora que realizaba trabajos en la zona. Así lo ha comentado este mediodía el Delegado de la Junta de Castilla y León en Burgos, Baudilio Fernández-Mardomingo, quien cree que el fuego podría estar controlado en las próximas horas.

Las llamas han seguido activas durante la noche y a primera hora de la mañana se han retomado las labores de extinción que están llevando a cabo de forma conjunta efectivos de la Junta de Castilla y León y del Ministerio de Agricultura y Medio Ambiente. El operativo lo conforman tres cuadrillas de tierra, cinco helicópteros y cuatro aviones. “La climatología nos acompañó desde las 8 de la tarde del domingo y la ausencia de viento ha evitado que las llamas se extiendan”, ha explicado Fernández-Mardomingo. A pesar de ello, se mantiene el Nivel 1 de emergencia.

El incendio ha afectado a unas 180 hectáreas de pinares resineros en la localidad de Cornudilla, a pocos kilómetros de Oña.