Una cita muy dulce en Morille

Todos los conventos de clausura de la provincia que fabrican dulces participan en la primera edición de la Feria de los dulces de las monjas
Todos los conventos de clausura de la provincia de Salamanca que fabrican dulces participan en la primera edición de la Feria de los dulces de las monjas, que se celebrará los días 10 y 11 de diciembre en la localidad de Morille (Salamanca).

Los conventos que estarán presentes con sus productos artesanales son los de las Madres Clarisas de Cantalapiedra, las Madres Carmelitas Descalzas de Peñaranda, las Madres Benedictinas de Alba de Tormes, el Convento del Zarzoso de las Madres Franciscanas, el Convento de las Claras de Ciudad Rodrigo, el Convento de la Pasión de las Madres Agustinas de San Felices de los Gallegos y las Madres Dominicas del Convento de las Dueñas de Salamanca.

Así lo han señalado el alcalde de Morille, Manuel Ambrosio Sánchez, la concejal de Morille María José Gil y el diputado del área de Turismo de la Administración provincial, Antonio Gómez Bueno, durante la presentación de esta feria que nace con la idea de “permanencia” para próximos años.

Los puestos de venta estarán ubicados en el Centro de Viajes de Morille (CEVMO), donde también está prevista la realización de otras actividades durante los dos días como degustaciones al precio de un euro, proyección de videos, un concierto, una charla y exposiciones.

Los asistentes podrán comprar entre 30 y 40 clases de dulces, la mayoría de ellos al precio de tres o cuatro euros por paquete o caja. En principio, la feria contará con cerca de un millar de lotes, que podrán incrementarse en el caso de que las ventas superen las expectativas en la primera jornada.