Una chapa metálica, solución de circunstancias para la viga de los soportales de la Plaza Mayor

Columna plaza mayor detail

Urbanismo decide reforzar la viga desprendida con una chapa metálica en toda su longitud, instalada entre las vigas y que después se cubrirá para que no se vea. Es la única solución posible en este caso.

Una chapa metálica de refuerzo será la solución de circunstancias para reparar la viga que se desprendió a finales de agosto en los soportales de la Plaza Mayor. Esta es la medida que contempla el informe del departamento de Urbanismo y Vivienda del Ayuntamiento de Salamanca, una obra que los técnicos reconocen es de consolidación, el tipo de actuaciones a las que se recurre para evitar un derrumbe o ruina.

 

A finales de agosto, el desprendimiento de parte de una viga frente a Las Torres despertó la preocupación de vecinos y de los negocios propietarios de los locales afectados, un hotel, una joyería y una vivienda particular que tienen dependencias en la segunda plata, la que sustenta el soportal. Rápidamente fue apuntalada y así ha estado unos días, coincidiendo con las Ferias y Fiestas, a la espera de una solución.

 

Esta ha empezado a ejecutarse este martes en unas obras de consolidación, las únicas posibles en el caso de un bien protegido como es la Plaza Mayor y sus elementos. Según el informe, la solución es reparar la viga reforzándola con una chapa metálica de acero en toda su longitud; se instalará en el entrevigado y después se cubrirá para que no se vea. El presupuesto es de 3.780 euros, corre a cargo de los propietarios y cuenta con las autorizaciones de patrimonio.