Una avería en el sistema eléctrico de Topas impide el normal funcionamiento de los servicios del centro

Durante la noche del pasado día 29 y la mañana del 30, el centro penitenciario de Topas sufrió una avería en los sistemas eléctricos del centro, que provocaron continuos cortes en el suministro impidiendo el funcionamiento de determinados servicios.

            

Así lo denuncia el sindicato Acapip que apunta que la Oficina de Régimen, donde se llevan los expedientes regimentales de los internos, no pudo desarrollar sus funciones durante la mayor parte de la mañana, al igual que el resto de las oficinas, por la imposibilidad de trabajar con los ordenadores.

 

El departamento más afectado fue el del servicio de comunicaciones e identificación,  ya que este martes se llevó a cabo una conducción de cuatro furgones. Ni los visitantes, ni los internos que se trasladaban pudieron identificados mediante el sistema de huellado existente en el centro, al igual que el módulo de comunicaciones. Los fallos se produjeron igualmente en los economatos del centro.

 

Los fallos eléctricos ocasionaron el mal funcionamiento de las puertas mecanizadas de acceso al centro provocando varios incidentes con los vehículos de las conducciones, en los que se ocasionó peligro de accidente para personas y vehículos durante la entrada y salida de los mismos.

 

Finalmente pudo repararse la avería, que pudo ser causada por deficiencias en la instalación eléctrica y la inexistencia de diferenciales en algunas zonas.

 

Durante la mañana se produjeron igualmente fallos en el funcionamiento de los teléfonos en el interior del centro, que continuaron durante toda la jornada.

 

Acaip denunca que "estas averías vienen a sumarse a los fallos en el suministro eléctrico que en diferentes ocasiones se han producido en el centro y que han generado situaciones de auténtico peligro para trabajadores e internos, ya que en algunas ocasiones impidió el cierre de las celdas de los internos al no poder abrir ni cerrar las celdas".

 

Desde el Sindicato Acaip se han comunicado en diferentes estos problemas a los responsables del Centro y de la Secretaría General, "que han sido incapaces de dar una solución"

 

Estos fallos se sufren en un momento en el que la plantilla del centro penitenciario está especialmente molesta por las últimas actuaciones de la Dirección del Centro, como máximo responsable del cacheo indiscriminado que sufrieron los trabajadores a su entrada al puesto de trabajo, actuación que ha sido denunciado por el Sindicato Acaip ante la Fiscalía, Defensor del Pueblo y Secretaría General de II.PP. tras conocer de boca del propio Director que no había motivo ni sospecha de ningún trabajador que la hubiese motivado y que ocasionó una concentración de protesta por parte de los trabajadores en los accesos del centro penitenciario.

 

A ello se le suma la sanción de una trabajadora del servicio de limpieza por hacer uso de la cafetería del centro al finalizar su jornada laboral, algo que la Dirección del Centro comunicó a la empresa, junto con la prohibición establecida por dicha Dirección para que no utilizase la misma en dicho periodo de tiempo, pese a que el Reglamento Penitenciario sí que permite su uso a estos trabajadores.

 

"Desde el Sindicato Acaip pedimos a la Dirección del Centro que se preocupe un poco más del deficiente estado de las instalaciones del centro penitenciario que ocasionan problemas como los sufridos en el día de ayer. O del déficit existente en algunos servicios, como el de la limpieza, al haberse reducido el número de horas destinadas a la misma que hace que algunos departamentos no conozcan dicho servicio".