Una avalancha de personas irrumpió en el Madrid Arena justo antes de la tragedia, una gran mayoría sin entrada

El juez decano dice que "se superó con creces" el aforo en el Madrid Arena
Una multitud considerable de personas accedió sin control al recinto del Madrid Arena para presenciar la actuación principal del DJ Steve Aoki, prevista para las 3.00 horas de la madrugada. Según han informado a Europa Press fuentes de la investigación, se produjo una avalancha de personas entre las cuales había muchas sin entrada y que aprovecharon el tumulto para acceder al recinto.

Las mismas fuentes consultadas precisan que en ese mismo instante, buena parte de la multitud de gente que ya se encontraba en el interior del Madrid Arena --concretamente en la pista de baile presenciando otras actuaciones-- procedía a ocupar instancias superiores del recinto para tener una mayor visión de la actuación central.

Estos dos movimientos de personas colapsaron zonas del Madrid Arena instantes antes del lanzamiento de efectos pirotécnicos como bengalas lo que desató el caos que dio lugar a la tragedia, según consideran estas fuentes.

De hecho, la Policía Científica ya ha encontrado una bengala tras la primera inspección ocular del lugar practicada este viernes, añaden estas fuentes. Durante la macrofiesta en el Madrid Arena, el número de agentes privados de seguridad en el recinto era de 38 efectivos.

El juez decano dice que "se superó con creces" el aforo en el Madrid Arena
Por su parte, el juez decano de Madrid, José Luis González Armengol, ha asegurado este viernes que el aforo de la fiesta del Madrid Arena --en la que fallecieron tres jóvenes mientras que otras dos permanecen ingresadas-- "superó con creces lo legalmente permitido".

A eso ha añadido que de los hechos se podrían derivar "posibles responsabilidades civiles, tanto por parte de la empresa organizadora como subsidiariamente por parte de la Policía Municipal". Por su parte, el vicealcalde de Madrid, Miguel Ángel Villanueva, aseguró ayer que, según la información recopilada, no hubo exceso de aforo dado que Madrid Arena cuenta con una capacidad de 10.600 localidades y la organización de la fiesta comunicó que vendió 9.650 entradas para el evento.

En una rueda de prensa improvisada en los Juzgados de Plaza Castilla, Armengol ha apuntado que, conforme a las fotos vistas en Internet, "el aforo de la fiesta ha podido superar con creces el permitido" y ha señalado que los jóvenes "estaban completamente pegados".