Una apuesta por ‘La Familia Reciclín’

La Plaza Mayor acoge una nueva edición de la Feria del Libro que cuenta con siete puntos de venta
ROBERTO JIMÉNEZ

Día caluroso y primaveral el que recibió ayer a una nueva edición de la Feria del Libro en Alba de Tormes en la cual participaron la organización Manos Unidas, la Biblioteca Municipal y cinco libreros procedentes de Cabrerizos, Salamanca, Valladolid y la propia villa ducal.

El reparto de rosquillas a cargo de la Asociación de Mujeres Albense y la música que resonaba desde el balcón del Ayuntamiento amenizaron un domingo diferente en la localidad.

El acto central del programa fue la presentación del libro La Familia Reciclín, de Natividad Cabezas García, quien acudió por tercera vez a la villa tras la presentación de sus anteriores libros Papá, Mamá, ¿dónde está mi pijama? y Un viaje para dos: mi fibromialgia y yo.

El acto estuvo presidido por la alcaldesa, Concepción Miguélez, y por Antonio González, concejal de Cultura del Ayuntamiento de Alba de Tormes que acompañaron a su autora, Natividad Cabezas, en el transcurso de su intervención. También Miguel González, autor de la portada de libro, no quiso perderse la presentación, a la que no pudo asistir el diputado de Medio Ambiente, Antonio Luis Sánchez, autor del prólogo.

Además de las personas congregadas en el salón de plenos del Ayuntamiento, el discurso de la autora pudo ser seguido en la Plaza Mayor gracias a una conexión directa con el salón de plenos.

Precisamente, Cabezas comenzó su intervención leyendo el texto escrito por el diputado de Medio Ambiente que aboga por un uso sostenible de la Tierra y hace un llamamiento a los más pequeños para que “contribuyan a mantener a salvo nuestro planeta y a conseguir que los mayores también lo hagamos. De cada uno de nosotros depende el futuro de otros muchos niños y el futuro de la Tierra”.

Además de fomentar la lectura entre los niños en la época de Internet, La Familia Reciclín es una apuesta por el reciclaje en familia. Por un lado, los menores lo aprenden leyendo y sus padres se convierten en un eslabón imprescindible para mantener una constancia a la que los más pequeños dejan de prestar atención.

El libro pretende enseñar a cuidar el medio ambiente a través del reciclado. Jeffrey, el protagonista, es hijo de padres separados, con buena relación y que marcha de vacaciones a Suiza, con la novia de su padre y la hija de ésta. Gracias a las aventuras de Jeffrey en una granja escuela, los lectores aprenderán la importancia y los procesos de reciclado.

Se trata un libro didáctico, en el que los niños pueden participar coloreando, realizando actividades o aportando comentarios en el blog.

Ya por la tarde, los niños albenses pudieron participar en algunos talleres infantiles relacionados con el reciclaje y escucharon cuentos adecuados a su edad.