Una acera del Enrique Estevan sigue cerrada para los peatones

Una de las aceras del puente Enrique Estevan sigue cortada al tránsito de peatones desde el pasado 19 de noviembre, día en el que el Ayuntamiento se vio obligado a cercarla con vallas para evitar que la estructura siguiera deteriorándose.
S. G. P.

Las grietas que levantan parte de la acera izquierda en sentido salida de la ciudad preocupan al Consistorio que ha encargado un estudio técnico para valorar cómo se encuentra el puente y por el que no descarta, si fuera necesario, peatonalizar el viaducto.

Esta posible solución no ha gustado nada a los vecinos del barrio antiguo que se oponen a que se cierre al tráfico al considerar que la zona de avenida de Reyes de España “se convertiría en un gueto”, denuncia el presidente de la asociación vecinal, Luis Delgado. Según los vecinos, la ciudad ya dispone del Puente Romano peatonalizado y recuerdan que al cerrarse al tráfico se perjudicaría mucho a los colegios y comercios situados en la zona y repercutiría indirectamente en la zona comprendida entre la calle de la Rúa y la Gran Vía.

Por su parte, el Ayuntamiento ya anunció que a lo largo del próximo año impulsará la elaboración de un Plan Director para potenciar el puente como un elemento patrimonial de la ciudad, una muestra singular de la ingeniería del hierro que culminará con la restauración integral del viaducto. Asimismo, recalcó que no tomarán la decisión de si se cierra al tráfico hasta no contar con el estudio técnico que establezca cuál es la situación real del puente, uno de los más transitados de la capital a pesar de disponer de sólo dos carriles, uno de ida y otro de vuelta. En cambio, el barrio antiguo considera que los deterioros del puente son “una cortina de humo que desde 1986 un grupo de activistas ha venido utilizando para presionar a las instituciones y que finalmente se peatonalice la estructura”, denuncia Delgado. Los vecinos piden al Consistorio que en lugar de cortar el tráfico se defienda el puente como la vía fundamental y turística de entrada a la ciudad de peatones y vehículos. Hasta que no se conozcan los resultados del estudio no se tomará una decisión, si bien el deterioro en varias partes del puente es evidente así como la necesidad de restaurar parte de la estructura.