Un total de 48 provincias, las nueve de la Comunidad, estará en alerta por bajas temperaturas

Salamanca también vivirá el temporal con temperaturas de hasta -7 grados
Un total de 48 provincias, todas menos La Coruña, Pontevedra, Murcia y Tenerife estarán este jueves en alerta amarilla (riesgo) por bajas temperaturas, viento o fenómenos costeros, según la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).

Así, por temperaturas mínimas de entre -1 y -9 grados centígrados mantendrán activados sendos avisos las provincias de Lugo, Orense, Asturias, Cantabria, Vizcaya, Guipúzcoa, las tres provincias de Aragón, las nueve de Castilla y León, las de la Comunidad Valenciana, Extremadura, Andalucía, Castilla La Mancha, las provincias de Cataluña, Madrid, La Rioja y Navarra. Este aviso será de intensidad naranja en Lérida, donde las temperaturas podrían llegar hasta los -13 grados centígrados. Salamanca también vivirá el temporal con temperaturas de hasta -7 grados

Además, por fenómenos costeros, tendrán aviso amarillo Lanzarote, Gerona, Mallorca y Menorca, mientras que por viento, estarán en alerta amarilla Navarra, Gerona y Zaragoza.

De este modo, se prevé un jueves muy nuboso de madrugada en el área cantábrica, con probables precipitaciones débiles, y tenderá a disminuir la nubosidad y remitirán las precipitaciones a lo largo del día.

Los intervalos nubosos afectarán al principio del día a otras zonas de la mitad norte peninsular, litoral de Andalucía oriental, y con posibilidad de alguna precipitación débil en Baleares, aunque tenderá a poco nuboso a lo largo del día.

En el área del Estrecho y Melilla estará nuboso y podría llover de forma débil o localmente moderada. En el resto de la península estará poco nuboso o despejado. La cota de nieve estará a cero metros sobre el nivel del mar e irá subiendo a 500 metros en el Cantábrico, en el resto estará a 500 metros.

En cuanto a las temperaturas, experimentarán un ligero o moderado ascenso, menos en el extremo oeste, litoral de Alborán y Canarias, donde habrá pocos cambios. Las nocturnas subirán en Pirineos y descenderán en el suroeste. Las heladas serán débiles o moderadas en el interior de la Península y Baleares que podrán ser localmente fuertes en puntos de la mitad norte.