Un total de 304 familias solicita apoyo al Servicio por riesgo de desahucio, el 67% con carácter urgente

Milagros Marcos
Un total de 304 familias de Castilla y León han solicitado cita en el Servicio de Apoyo Integral a las Familias en Riesgo de Desahucio desde que se pusiese en marcha el pasado 1 de noviembre, según ha señalado este lunes en Burgos la consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades de la Junta, Milagros Marcos.
BURGOS, 3 (EUROPA PRESS)



Del total de solicitudes, el 67 por ciento han sido de carácter urgente, de las que algo más del 44 por ciento se encontraba en fase de lanzamiento del desahucio y poco más del 55 por ciento en una situación de impago de las mensualidades de la hipoteca.

Durante el primer mes de funcionamiento de este servicio, se ha iniciado además en diez casos intermediación con entidades bancarias y se ha derivado a 100 familias a algún tipo de ayuda para que puedan superar la situación de riesgo de exclusión social o para prevenir que caigan en esta situación.

Asimismo, se ha derivado a 57 familias a Centros de Acción Social (CEAS) para acceder a la Renta Garantizada de Ciudadanía, a catorce se les ha derivado hacia subsidios de desempleo y orientación laboral, dos hacia una vivienda social y 27 hacia asistencia jurídica gratuita.

"No estamos hablando de soluciones mágicas"; ha aseverado Marcos en declaraciones recogidas por Europa Press, antes de añadir que "se trata de un programa absolutamente integrado, diseñado para dar respuesta a las necesidades de las familias".

En el caso de la provincia de Burgos, 46 familias han recurrido al Servicio de Apoyo Integral a las Familias en Riesgo de Desahucio, que han sido atendidas en las cuatro oficinas habilitadas para tal efecto en la provincia, de las que 31 procedían de localidades de más de 20.000 habitantes y quince del medio rural.

PLANTEAMIENTO

Este servicio se rige a través de un planteamiento sustentado en el teléfono de atención 012, mediante el que se intenta guiar, con un enfoque integral, coordinado y sin duplicidades, a las familias que se hallan ante una situación de desahucio, en cualquiera de sus fases.

Los trabajadores del 012 se encargan de evaluar cada uno de los casos, determinando el cumplimiento de los requisitos de acceso y urgencia, así como de asignar las citas a las familias con profesionales que atenderán de manera individual su caso.

De esta forma, el servicio, en colaboración con las diputaciones provinciales, principales ayuntamientos y varias entidades bancarias, pretende cubrir la demanda de aquellas familias que lo necesiten, con el objetivo de afrontar las consecuencias de sus situaciones de sobreendeudamiento, a través del asesoramiento sobre medidas de control de gasto y la elaboración de planes familiares.

Al mismo tiempo, se les informa de todos los apoyos que brinda el sistema de Servicios Sociales y se oferta información y asesoramiento en relación con las dificultades en el pago de préstamos hipotecarios y las consecuencias que pueden derivarse de las mismas.

Toda la información recibida se analiza a través de los servicios centrales de la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades, con el fin de que los técnicos ejerzan de interlocutores entre las familias y las entidades de ahorro para estudiar soluciones adaptadas a su capacidad económica.

En aquellos casos en los que este tipo de actuaciones no hayan impedido el lanzamiento del desahucio, se deriva a las familias a servicios alternativos, tales como la percepción de la Renta Garantizada de Ciudadanía, programas de apoyo familiar, protección a la infancia o búsqueda de alojamientos alternativos en situaciones de emergencia.