Un tiempo primaveral cierra enero en Salamanca

Los salmantinos aprovechan el buen tiempo para tomar algo en las terrazas (Foto: T. N.)

Las temperaturas desobedecen al calendario y aunque estamos en la recta final del mes de enero, cuando las nevadas deberían marcar el día a día, los termómetros se disparan hasta los 19 grados en la capital.

El tiempo desobedece cada vez más las órdenes del calendario y aunque estamos a finales del mes de enero, cuando el frío, la lluvia y las nevadas deberían marcar el día a día, los termómetros se disparan y de la nieve, no se ve ni rastro.

 

 

Hoy, por ejemplo, hasta 19 grados se han registrado en los termómetros de la capital y provincia. No es normal, así que si el clima siempre ha sido un tema recurrente entre ciudadanos, ahora lo es más aún si cabe debido a la rareza que genera la actual situación. Cambio climático o solo el tiempo, lo cierto es que estamos ante bancos de niebla y escasez de lluvias.

 

 

Estos ingredientes ha sido los protagonistas de este fin de semana. El culpable, una serie de vientos del sur que ha propiciado una subida de las máximas. Valores claramente por encima de la media para esta época, que permiten disfrutar del aire libre y las terrazas, pero que traen de cabeza a los responsables de las estaciones de esquí como La Covatilla, en Béjar.

 

Asociado al paso de este frente tendrá lugar un descenso de temperaturas y una bajada de la cota de nieve, que se situará en torno a los 1.200-1.500 metros en la mitad noroeste peninsular.