Un terremoto registrado en Irán deja más de 250 muertos y al menos 2.000 heridos

Hasta seis pueblos han quedado totalmente destruidos por los dos terremotos de más de 6,2 de magnitud en la escala de Richter
Más de 250 personas han muerto y 2.000 han resultado heridas por los terremotos registrados este sábado en la región de Azerbaiyán Oriental, en el noroeste de Irán, según ha informado la televisión estatal iraní Press TV.

Hasta seis pueblos han quedado totalmente destruidos por los dos terremotos de más de 6,2 de magnitud en la escala de Richter y las sucesivas réplicas: entre 17 y 35 se han producido con una magnitud que ha variado desde los 4,4 hasta el 5 en la escala de Richter en las últimas horas del sábado, según ha recogido la agencia de noticias iraní Fars.

Solo en la ciudad de Ahar, 45 personas han perdido la vida y más de 500 han resultado heridas, de acuerdo con la agencia de noticias estatal iraní IRNA, y medio centenar han muerto en la localidad de Haris.

Así, las autoridades iraníes no descartan que estas cifras vayan en aumento con el transcurso de las horas y han exhortado a la población a que permanezca la noche fuera de sus casas en vistas a más réplicas en las próximas horas.

Más de 60 localidades de la región de Azerbaiyán Oriental han quedado gravemente dañados por los sismos tras el derrumbe de entre el 50 y el 80 por ciento de sus estructuras. En las áreas próximas al epicentro, las líneas telefónicas y la corriente eléctrica se han cortado.

ASISTENCIA COMPLICADA
El director de la Organización de Socorro y Rescate de Irán, Mahmud Mozaffar, ha declarado a la agencia de noticias oficial iraní Mehr que "el acceso a algunas localidades ha quedado bloqueado, quedando solo el contacto por transistor". "Helicópteros y equipos de rescate están de camino a estos puntos", ha aclarado.

Según sostienen los medios oficiales, el Gobierno ya ha ordenado el despliegue de equipos de rescate, aunque equipos médicos locales han instalado hospitales de campaña en las calles para atender a los numerosos heridos.

En concreto, el Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS) cifra en 6,4 y 6,3 la magnitud de los dos primeros terremotos. El primer seísmo ocurrió a las 15.53 horas (14.23 hora peninsular española) y tuvo su epicentro a 9,9 kilómetros de profundidad a 20 kilómetros al oeste de la ciudad de Ahar, en la provincia iraní de Azerbaiyán Oriental.

El segundo seísmo ocurrió a las 16.04 horas (14.34 en la España peninsular) y su epicentro se situó a 9,8 kilómetros de profundidad y muy cerca del primero.

Irán se encuentra en una zona propensa a los terremotos debido a la presencia de varias fallas sísmicas. El terremoto más grave de los últimos años fue el registrado en la región de Bam (sureste) en diciembre de 2003, en el que murieron unas 31.000 personas.

Más grave aún fue el seísmo que en junio de 1990 acabó con la vida de unas 37.000 personas en las provincias de Gilan y Zanjan, en el noroeste del país. Este seísmo, de 7,7 en la escala de Richter, destruyó 27 ciudades y unos 1.870 pueblos.