Un simple correo electrónico para salvar a familias vulnerables del corte de agua

La factura del agua en Valladolid es más barata que en el resto de España.

Salamanca pone en marcha un sistema para evitar que familias sufran cortes de agua. La suministradora avisará de aquellos casos en los que se paga con retraso para que actúen los CEAS. Se les ofrecerán bonificaciones y ayudas.

El Ayuntamiento de Salamanca y Aqualia han llegado a un acuerdo para evitar el corte del suministro de agua a las familias "más desfavorecidas", según ha explicado el alcalde de la ciudad, Alfonso Fernández Mañueco. El acuerdo permitirá solucionar las situaciones de impago que se produzcan cuando las familias no tengan recursos suficientes para pagar el recibo.

 

De esta forma, desde el próximo 1 de marzo, las personas que estén en riesgo de sufrir un corte por las dificultades de pago tendrán la posibilidad de acudir a los Centros de Acción Social (CEAS), donde quienes los atienden analizarán la situación socioeconómica de la familia y podrán solicitar a Aqualia la suspensión "inmediata" del corte de suministro o su reanudación en caso de que ya se hubiera cortado. Para ello bastará con un simple correo electrónico una vez comprobada la situación de imposibilidad de pago por falta de recursos.

 

A la vez Aqualia informará también a los CEAS de casos de impago y de los procesos de corte para que los técnicos municipales puedan comprobar si se trata de personas o familias con dificultades a las que ayudar. Para ello, se fijará en los recibos que se pagan con retraso y que se publican en el BOP, para comunicar posibles situaciones de riesgo. Eso ayudará a que se ponga en marcha el proceso de atención que se hace desde los servicios municipales de acción social.

 

Además, también se podrá solicitar una bonificación del 25% en las tarifas previstas en la ordenanza reguladora y otras medidas para facilitar el abono de las facturas, como los fraccionamientos de pago para las deudas que hayan superado el periodo voluntario de pago. Además, cuando así se aconseje por los profesionales de los Centros de Acción Social de Salamanca, el Ayuntamiento podrá solicitar la emisión de recibos con periodicidad mensual para facilitar su abono.

 

Paralelamente, el personal de servicios sociales facilitará otras ayudas económicas para afrontar tanto la cobertura de necesidades básicas como el pago de suministros, ha apuntado Alfonso Fernández Mañueco. La iniciativa presentada se suma a otras similares que desde el pasado año ya está aplicando el Ayuntamiento para evitar cortes de gas y de electricidad, a las que se han acogido siete familias por el suministro de luz y dos por gas.