Un serio Real Madrid tampoco falla en Anoeta

Illarramendi, Bale, Pepe y Morata certificaron un contundente 0 - 4 en una cancha complicada.

 

FICHA DEL PARTIDO

 

REAL SOCIEDAD: Bravo; C.Martínez, Mikel (Rubén Pardo, min.74), Iñigo Martínez, José Ángel (Ansotegi, min.17); Markel, Elustondo, Zurutuza (Agirretxe, min.62), Canales; Vela y Griezmann.

  

REAL MADRID: Diego López; Carvajal, Pepe, Ramos, Nacho; Modric, Xabi Alonso (Casemiro, min.87), Illarramendi; Isco (Di María, min.81), Bale (Morata, min.86) y Benzema.

 

GOLES

  

0-1. Min.45, Illarramendi.

  

0-2. Min.66, Bale.

  

0-3. Min.85, Pepe.

  

0-4. Min.86, Morata.

  

ÁRBITRO: Hernández Hernández, Alejandro José (C.Canario). Amonestó a Mikel (min.47), Iñigo Martínez (min.55) y Markel (min.71) por la Real Sociedad; y a Xabi Alonso (min.39), Illarramendi (min.49) y Carvajal (min.90) por el Real Madrid.

  

ESTADIO: Anoeta.

El Real Madrid se ha impuesto este sábado en Anoeta a la Real Sociedad (0-4), en un partido muy serio de los de Ancelotti, que con esta victoria en la salida a priori más difícil que les quedaba continúan a tres puntos del líder, Atlético de Madrid, con seis jornadas por disputarse.

  

Tras el choque de Liga de Campeones del miércoles, con la baja de Cristiano Ronaldo y con la presión de saber que sus dos rivales directos habían vencido. Así saltó a Anoeta el Real Madrid, al que a priori era el partido más difícil que le quedaba a los blancos.

  

Con todo eso, el conjunto de Ancelotti realizó su partido más serio en los últimos meses. Saltó al campo con Xabi Alonso, Illarramendi, Modric e Isco en el medio y por ahí empezó a ganar el partido. Los cuatro centrocampistas puros ayudaron a que el equipo no se partiese en ningún momento, algo que le estaba ocurriendo en los últimos choques.

  

Cierto es que enfrente tuvo a un rival que poco a poco se va desinflando y que da sensaciones de mucho cansancio de cara a la recta final de la liga. Arrasate quiso jugar sin una referencia arriba y fiarlo todo a la velocidad de Vela y Griezmann, con Canales asistiendo. La realidad es que ninguno de los tres tuvo su día y apenas inquietaron al Real Madrid.

  

Los primeros 45 minutos fueron muy intensos pero sin grandes ocasiones. El Madrid dominó la parcela ancha del campo, pero no generó peligro. La Real por su parte juntó líneas y aguantó su momento. Todo hacía indicar que el partido llegaría igualado a cero al descanso, cuando el fútbol demostró que a veces puede ser muy caprichoso. Corría el último minuto de la primera mitad cuando Benzema, con la clase que atesora, pinchó un balón y la pegó con fuerza, el rechace de Bravo le cayó a Illarramendi que la empujó para dentro.

  

El de Mutriku volvía a la que fue su casa y no fue recibido con demasiado aprecio por la grada. El destino quiso que fuese él --un centrocampista no demasiado goleador-- el que abriese el marcador y dejase tocados a sus ex. No celebró el gol.

  

Tras la reanudación los de Ancelotti sumaron a su intensidad y su dominio, su llegada. Comenzaron las ocasiones para los visitantes, que además de los tres goles que anotaron en los segundos 45 minutos, remataron dos veces a la madera. Enfrente una Real Sociedad que perdió lo único positivo que tuvo durante el primer tiempo: el orden.

  

Así pues el Real Madrid continúa en la carrera por el título liguero, quedándose a tres puntos del líder y a dos del segundo clasificado, el Barcelona, con 18 por disputarse y enfila la recta final de la temporada con mejores sensaciones tras sus dos últimos encuentros. Los donostiarras por su parte dicen prácticamente adiós a sus opciones de entrar en puestos de Liga de Campeones y luchará ahora por conservar su puesto de 'Europa League'.