Un salmantino pierde la vida ahogado en la costa de Cantabria

Entierro. La víctima recibió sepultura en la pedanía de Castillejo de Dos Casas, su localidad natal. Ciudad Rodrigo. La otra víctima fallecida en un pantano de Cáceres fue enterrada en el municipio
M. S. B. / AGENCIAS

La víctima, que falleció el sábado, era natural de la pedanía de Aldea del Obispo, Castillejo de Dos Casas, y murió al caer por un acantilado mientras pescaba en la localidad cántabra de Castro Urdiales, al producirse un golpe de mar, tras el que cayó al agua.

Se trata de S.V.T., de 39 años y vecino de Santurce (Bilbao), municipio en el que regentaba un bar junto a su familia. El joven había acudido hasta la costa para pescar percebes, momento en el que un golpe de mar lo arrastró.

Minutos después de que la familia del fallecido denunciara su desaparición por sospechar que algo le podía haber ocurrido tras no regresar a Santurce, un helicóptero del Gobierno de Cantabria halló el cuerpo sin vida del hombre a las 19.25 horas y a 200 metros mar adentro.

En el cercano municipio de Castro Urdiales, donde se le practicó la autopsia. El pasado domingo fue trasladado hasta un tanatorio de Ciudad Rodrigo, municipio cabeza de partido al que pertenece la localidad natal de la víctima, Castillejo de Dos Casas, de alrededor de 50 habitantes, donde recibió sepultura a las 18.00 horas de ayer.

La localidad de Ciudad Rodrigo vivió una trágica jornada en el día de ayer, ya que otro de sus vecinos recibió sepultura tras, igualmente, haber fallecido ahogado.

En este caso, la víctima fue J.A.V.R. de 56 años, cuyo entierro se celebró en Ciudad Rodrigo a las 11.00 horas de ayer tras fallecer el sábado en el pantano de Portaje después de que varias patrullas de la Guardia Civil, entre ellas un equipo con perros y buzos, llevaran a cabo una intensa búsqueda del cádaver desde primera hora de la mañana del sábado. Una fatídica muerte que se produjo mientras la víctima pescaba en el citado pantano de Portaje, un paraje situado a unos cinco kilómetros del municipio cacereño de Torrejoncillo. El fallecido, casado y padre de dos hijos, trabajaba en un taller mecánico de la localidad de Ciudad Rodrigo.