Un restaurante da un descuento por rezar y su dueña se mete en un lío por una ley de los 60

La curiosa iniciativa del restaurante María en Winston-Salem, en Estados Unidos, de ofrecer  undescuento del 15% si sus clients rezaban o meditaban antes de las comidas en Carolina del Norte ha tardado muy poco en hacerse viral en las redes sociales.

El descuento salió a la luz por Jordan Smith, un cliente de este restaurante que pidió su cena sin saber de esta curiosa oferta. Al llegar los platos a la mesa, rezó. Este gesto trajo consigo una recompensa que desconocía: un 15 % de descuento en el ticket por bendecir los alimentos.

 

Este comensal acudió a una radio a contar esta experiencia y a partir de ahí la noticia se hizo viral en las redes sociales, con partidarios y detractores de la iniciativa.

 

El revuelo en Internet llegó hasta la Fundación por la Libertad Religiosa, que envió una carta a la propietaria para que retirase el descuento argumentando que un descuento de esas características podría vulnerar una ley promulgada en la década de los 60 en Estados Unidos para acabar con la discriminación religiosa y racial.

 

En este sentido, la fundación explicó a la dueña del restaurante que, de acuerdo a esa norma, los descuentos en un restaurante deberían ofrecerse sin tener en cuenta ni la religión ni la raza ni la nacionalidad del comensal para no vulnerar los derechos de aquellos no creyentes.

 

Finalmente, la propietaria del restaurante, Mary Haglund, de 61 años, quedó abrumada ante la viralidad de su descuento y en cuanto recibió la queja lo retiró de inmediato.