Un Real Madrid sin ideas se deja media Liga en Pamplona tras perder frente a Osasuna

El Madrid se dejó ayer media Liga tras perder en el campo del Osasuna. A siete puntos del Barcelona y cuatro meses de competición por delante. Tenía que reaccionar y el primero en intentar enmendar su error de inicio fue José Mourinho.
EFE / PAMPLONA

Un triple cambio al minuto del gol rojillo. Creación y más pegada arriba para intentar darle la vuelta. Demasiado tarde para remontar en un campo con toda la afición encima. El Madrid utilizó el caos como remedio pero Osasuna estaba demasiado ordenado para descomponerse. Ahora toca mirar desde muy lejos a lo más alto de la tabla clasificatoria.

La ausencia de Xabi Alonso evidenció los problemas de creación en el medio del campo. El Madrid abusó del centro y se olvidó de las bandas. Cristiano y Di María tuvieron que bajar demasiado para subir el balón porque Khedira y Lass eran incapaces de repartir juego. Los balones largos de Carvalho fueron la opción más utilizada, el juego todavía más directo de lo habitual, para llegar a Ricardo. La mejor ocasión la tuvo Cristiano pero se dejó el balón atrás al encarar al portero rojillo y la defensa se le echó encima para despejar el peligro. Si el portugués no resuelve el Madrid sufre.

El equipo de Camacho también tuvo lo suyo. Pandiani pudo llevar a Osasuna al descanso por delante. Un cabezazo en el área pequeña que mandó un metro por encima de Casillas. El juego se atascó una y otra vez. Las ocasiones llegaron por robos de balón en la presión pero nada de creación ni control. Ante la falta de juego de los dos equipos, el Reyno de Navarra se fijó un objetivo para la segunda parte: Cristiano Ronaldo. El portugués se encaró con Camuñas y Pandiani tras el pitido del árbitro que señalaba el descanso. El ‘7’ no entró en la provocación pero fue suficiente para despertar a la afición del equipo navarro.

Mourinho mantuvo su confianza en la pareja Lass-Khedira en la reanudación. Benzema supo leer el juego y se descolgó a menudo a la banda para abrir espacios. El dominio se volvió blanco pero sin poner en aprietos a Ricardo. Yllegó el tanto de los navarros. Corría el minuto 62 cuando Camuñas logró batir a Casillas. El Real Madrid trató de reaccionar, pero fue incapaz de empatar el encuentro.