Un policía mata a un afroamericano en un control de tráfico

La víctima se disponía a coger su documentación de la cartera y el agente, al interpretar que iba a sacar una pistola, disparó. Los hechos han tenido lugar en Mineapolis.

Un agente de la Policía local de Mineapolis, en Estados Unidos, ha matado a un afroamericano después de pedirle que detuviera el vehículo que conducía, según han informado las fuerzas de seguridad. 

 

El incidente se ha producido horas después de que el Departamento de Justicia de Estados Unidos anunciara que había abierto una investigación a dos policías que dispararon y mataron este martes a dos negros en Baton Rouge, Luisiana. El uso de la fuerza por parte de la Policía contra negros en ciudades como Ferguson, Misuri, Baltimore y Nueva York ha levantado la polémica.

 

El Departamento de Policía de Saint Anthony ha comunicado que un afroamericano sin identificar fue herido durante un control de tráfico por un agente en Falcon Heights, Minesota, a las 9 de la noche, hora local.

 

El hombre fue trasladado a un hospital, donde murió, según la Policía. Una mujer grabó un vídeo, de una duración de diez minutos, y lo publicó en Internet, denunciando que el hombre estaba buscando su cartera cuando el policía le disparó. La mujer describe lo que sucedió justo antes de que se produjeran los disparos y enfoca con la cámara del teléfono móvil a un hombre ensangrentado en el asiento del conductor mientras el policía apunta con la pistola hacia el interior del vehículo.

 

La mujer ha manifestado que el herido era su novio y que habían sido detenidos porque el vehículo tenía una luz trasera rota. Según la mujer, la víctima había explicado que tenía un arma en el coche. "Estaba intentando coger su carnet de identidad de la cartera. Hizo saber al policía que tenía un arma y que estaba intentando coger su cartera, pero el policía simplemente disparó", ha indicado la mujer.

 

En el vídeo se puede escuchar cómo el policía se queja al ver que el afroamericano intenta coger algo a pesar de que le dijera que no se moviera. El periódico 'Mineapolis Star' ha informado de que amigos y familiares han identificado al hombre como Philando Castile, de 32 años, y que era supervisor de una cafetería del colegio del distrito de Saint Paul. "No se merecía esto. Era un buen hombre", ha manifestado la mujer.

Fotonoticia 20160707115944 640 detail

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: